MercoPress, in English

Miércoles, 12 de mayo de 2021 - 22:59 UTC

 

 

Falklands busca soluciones a lluvias escases y suelos secanos que afectan la agricultura

Miércoles, 17 de febrero de 2021 - 09:25 UTC
Keith Alazia, administrador de una de las estancias mayores, en Goose Green, sostuvo que las fuentes naturales de agua de hecho “se han secado en Lafonia”. Foto: FIG Keith Alazia, administrador de una de las estancias mayores, en Goose Green, sostuvo que las fuentes naturales de agua de hecho “se han secado en Lafonia”. Foto: FIG
Lafonia es zona de pocas lluvias, 485 mm al año y por primera vez algunos lagunas se han secado o se han reducido a meros hilos, afirmó Alazia Lafonia es zona de pocas lluvias, 485 mm al año y por primera vez algunos lagunas se han secado o se han reducido a meros hilos, afirmó Alazia

Las pocas e insuficientes precipitaciones en las Islas Falkland se han convertido en un serio desafío para el sector rural y la producción agropecuaria. Así lo explicaron productores rurales y asesores agrícolas de las Islas, según recoge el semanario Penguin News.

Keith Alazia, administrador de una de las estancias mayores de las Falklands, en Goose Green, sostuvo que las fuentes naturales de agua de hecho “se han secado en Lafonia”. (Lafonia geográficamente es la mitad sur de la isla Este).

Lafonia de por sí es zona de pocas lluvias, 485 mm al año y por primera vez algunos reservorios naturales de agua se han secado o se han reducido a meros hilos del vital elemento, afirmó Alazia. Ante esto personal de la estancia ha creado zanjas para juntar el poco líquido que circula, a la vez que impedir que los animales se desbarranquen.

Alazia admite que las observaciones de algunos productores quienes cuestionan las zanjas para que beban los animales, pueden en efecto impedir que el agua circule y hagan los suelos aún más secanos. Pero también es cierto que al borde de las zanjas crece una vegetación frondosa para alimento de los animales.

Empero Alazia también indica que tema del secano, no se agota en el volumen de lluvias, que se mantiene relativamente estable, sino también en los vientos, para lo cual cita al experto británico en medio ambiente, David Attenborough, quien afirma “que cada grado más de temperatura, por el cambio climático, equivale a un 7% más de evaporación”

El tema de sequías y falta de agua en las cientos de islas menores de las Falklands siempre ha sido un desafío, pero ahora el fenómeno se ha planteado en las dos islas principales. Al respecto el Penguin News consultó al agrónomo Dr. Matt McKnee, asesor del Departamento de Agricultura de las Falklands, quien está muy al tanto del problema y quejas de productores.

“Cuando visito a productores recojo mucha evidencia anecdótica, que las condiciones climáticas están cambiando, que los suelos están más secos...pero si nos fijamos en América del Sur...parecería que hay una tendencia similar, y por tanto tenemos algo de referencia”, dijo McKnee.

Agregó al respecto que “precisamos como departamento de agricultura contar con una estrategia de adaptación climática, que espero el gobierno responda a los pedidos de los productores”

En cuanto a las pasturas sobretodo de variedades finas, el punto de mayor crecimiento se ha corrido desde noviembre a enero/febrero, según los productores. Y en efecto desde un punto de vista científico, “si los patrones de precipitaciones están cambiando, tendríamos que esperar que el problema de suelos secanos y poca capacidad de retención de agua, se agudicen”.

Pero, si las Falklands están recibiendo el mismo volumen de lluvias, lo más probable es que sea menos homogéneo y en aguaceros de menor duración. “De ahí que lo que para los productores son suelos más secanos, puede que no sea problema de lluvias, sino más bien de la distribución y caída de la lluvia. Y esto se manifiesta claramente en la forma que el suelo absorbe el agua y por tanto es un problema de suelos y de forma de pastoreo en las Islas”.

El profesor McKnee dijo que los productores están tratando de lidiar con la hidrología para mejorar las condiciones de sus pasturas, y algunas de esas oportunidades refieren a ciertos tipos de arcillas que distribuidos sobre las superficies de suelos incrementan la capacidad de retención de agua y “desde el Departamento de Agricultura estamos evaluando estas opciones”.

La clave es mantener los suelos saludables, y para ello se debe alentar la rotación del sistema de pastoreo aprovechando bien la hidrología de los suelos con la suficiente humedad y dentro de lo posible devolviendo a los suelos la nutrición que han generado. Para ello se hace contar con una estrategia de adaptación climática, concluyó el experto agrónomo. .