MercoPress, in English

Viernes, 15 de octubre de 2021 - 23:06 UTC

 

 

El rol de la prensa de Falklands en la defensa de la soberanía y futuro de las Islas

Viernes, 12 de febrero de 2021 - 08:18 UTC
 Lisa Watson, Editora del principal semanario de las Falklands, Penguin News  (Foto YouTube) Lisa Watson, Editora del principal semanario de las Falklands, Penguin News (Foto YouTube)

En estos días surgió un debate en las Islas Falkland sobre la libertad de información, a propósito de un intercambio epistolar en el Penguin News en el cual se vertieron algunas opiniones sobre la ex primer ministro Margaret Thatcher no muy enaltecedoras, y como la Dama de Hierro es un símil de San Martín o de Bolívar o alguno de los libertadores de América para muchos Isleños, la discusión derivó hacia la responsabilidad informativa.

Al respecto la editora del Penguin News Lisa Watson recuerda hace ya unos años cuando al entonces editor John Fowler, un periodista extranjero le preguntara si el semanario estaba sometido a alguna forma de censura ya fuera por el gobierno local (que ayuda con su financiación) o por el Media Trust, un consejo de notables independientes que velan por la transparencia, equilibrio y objetividad del enfoque de la publicación.

Fowler sin titubear dijo que NO, pero también aclaró que en una comunidad tan pequeña en que escribidores y lectores es muy probable se conozcan y se crucen en el diario vivir, había temas comunitarios que merecían una especial consideración.

Por eso Watson en referencia a una columna publicada en el semanario, con pocos elogios para la Sra. Thatcher, admite que algo más de prudencia tenía que haber prevalecido, en vista que como se dijo más arriba la personalidad de Maggie que recibió algún palo de más, y faltó sensibilidad para encararlo o ponerle algunos algodones al bate.

Lisa recuerda que previo al conflicto de 1982, ni la Sra. Margaret Thatcher ni su gobierno, en su propio hogar, recibían halagos, más bien lo contrario, pero de todas formas la columna tendría que haber sido más considerada hacia el personaje o más bien hacia los sentimientos que alienta entre muchos de los habitantes de las Falklands, y por tanto una disculpa.

Dicho esto, Lisa enfatiza que las columnas de opinión en el PN continuarán, si bien se espera con una narrativa más desafiante, quizá menos agresiva, pues aunque están quienes demandan se ofrezca un punto de vista moderado, no se puede llegar a una situación en que ello signifique un enfoque en concordancia.

“Y por cierto no nos vamos a disculpar por ese enfoque y tampoco por cierto en la crítica que realizamos de nuestro actual primer ministro o del gobierno británico”.

“La mera sugerencia que un diario británico no debe criticar al establishment político es simplemente absurdo. He estado muchas horas investigando y escribiendo sobre hechos pasados en mi columna de Memoria Viva, nutriéndome de esa fuente fantástica que es la colección en línea de los archivos del gobierno de las Falklands”.

“Son testimonios de una rica y admirable temática planteada por los residentes de las Falklands criticando, demandando y heroicamente condenando las muy a menudo indignantes conductas del gobierno británico en una miríada de temas, y todos ellos recogidos en los medios de las Islas a través del tiempo”.

Y si en efecto el público en general, gobernadores y medios de las Islas no hubieran criticado, desafiado y combatido al establishment británico durante tantos y tantos años, estas Islas a esta altura seguramente serían argentinas, concluye la editora, Lisa Watson del Penguin News.