MercoPress, in English

Miércoles, 30 de noviembre de 2022 - 13:56 UTC

 

 

Izquierda y derecha manifiestan contra Bolsonaro por su campaña contra la pandemia

Lunes, 25 de enero de 2021 - 10:30 UTC
Vehículos con sus cláxones desfilaron por Río de Janeiro, Sao Paulo y al menos una decena de ciudades más y manifestantes a pie gritaban “¡Vete, Bolsonaro!”. Vehículos con sus cláxones desfilaron por Río de Janeiro, Sao Paulo y al menos una decena de ciudades más y manifestantes a pie gritaban “¡Vete, Bolsonaro!”.

Por segundo día consecutivo los brasileños, de izquierda y derecha, salieron a las calles el domingo para protestar y pedir el juicio político del presidente Jair Bolsonaro, acusándolo de ser “blando” con la pandemia del Covid-19 que ya provocó más de 216.000 muertes en el país.

Vehículos con sus cláxones desfilaron por las calles de Río de Janeiro, Sao Paulo y al menos una decena de ciudades más, mientras manifestantes marcharon a pie gritando “¡Vete, Bolsonaro!”.

Las protestas fueron convocadas por grupos conservadores que alguna vez apoyaron al presidente, mientras que las del sábado fueron de izquierda.

“Ya me había sentido frustrado el año pasado, pero ahora con la situación en Manaos de falta de oxígeno en los hospitales, creo que tiene que cambiar este gobierno”, comentaron manifestantes entrevistados por medios locales, “Adiós, Bolsonaro”.

Empero Bolsonaro corre poco riesgo de un juicio político, aunque eso podría cambiar si sus aliados pierden una elección del 2 de febrero para el liderazgo de la cámara baja. En efecto, la base de Bolsonaro en el Congreso es inestable, pero sólida, aunque podría verse afectada por la popularidad a la baja del presidente. Por ahora las encuestas favorecen a Bolsonaro, lejos con un 35% de apoyo entre sus posibles contrincantes.

Igualmente un juicio político al presidente sería “una opción nuclear que cambiaría la trayectoria del país en un momento muy delicado”, admiten círculos políticos..

Bolsonaro, quien está a mitad de su periodo de cuatro años, se ha enfrentado a nuevas críticas durante las últimas semanas por la crisis en Manaus y por la demora en lanzar la campaña de vacunación contra el Covid-19 en Brasil.

El presidente se ha defendido cuestionando la eficiencia de las vacunas contra el coronavirus al afirmar que “no están comprobadas científicamente”.

”Todavía hay mucha gente preocupada con la vacuna. Lo voy a dejar bien claro. (Esa vacuna) es para uso de emergencia. No puedo obligar a nadie a vacunarse. No soy inconsecuente. (La vacunación) tiene que ser voluntaria, al fin de cuentas no hay nada comprobado científicamente con esa vacuna“, dijo el mandatario a periodistas en Brasilia.

”Les pido que lean los contratos con las empresas para saber hasta dónde llegaron las investigaciones y por qué no se concluyó que una vacuna es perfectamente eficaz. Por lo que todo indica, según (el regulador sanitario) Anvisa, ayudará a que casos graves no ocurran en Brasil entre quienes se hayan vacunado”, agregó.

Asimismo Bolsonaro desde hace mucho se rehúsa a las medidas de cuarentena, argumentando que el daño económico sería peor que la enfermedad.

Categorías: Política, Brasil.