MercoPress, in English

Miércoles, 5 de octubre de 2022 - 19:32 UTC

 

 

Un año para la mejor historia de las Falklands

Jueves, 24 de diciembre de 2020 - 09:35 UTC
Primer Ministro Boris Johnson Primer Ministro Boris Johnson

El Primer Ministro británico Boris Johnson envió el tradicional mensaje de Navidad y Fin de Año a la comunidad de las Islas Falkland, resaltando el hecho que las Islas tras 38 años han quedado libres de minas, e igualmente el exitoso despliegue en la lucha para la contención de la pandemia del coronavirus.

Para mucha gente, el 2020 ha sido un año que preferirían olvidar. Pero es un año que también quedará marcado en la mejor historia de las Falklands por una razón muy positiva.

Porque cuando el niño Luke Thomas apretó el botón para la detonación de la última mina de Argentina el mes pasado, marcó por primera vez en 38 años que vuestras Islas han sido libradas por completo de los explosivos sin detonar.

Generaciones enteras han crecido pensando que esos avisos con pequeñas calaveras y tibias cruzadas al pie, eran algo perfectamente normal para las vidas en las Islas.

Por tanto resulta fantástico que niños como Luke no tendrán que aprender sobre los peligros de adentrarse dentro de esos perímetros, y los Isleños de todas edades pueden una vez más disfrutar de esos hermosos paisajes que ofrece vuestro hogar.

Las escenas de gente literalmente disparando hacia Yorke Bay para chapotear por primera vez en décadas, se tradujo en sonrisas de satisfacción para miles en el Reino Unido, incluyéndome a mí.

Y también me llenó de orgullo.

Orgullo porque el Reino Unido ha cumplido con sus obligaciones internacionales al levantar y eliminar esas decenas de miles de minas. Orgullo porque todo el esfuerzo fue financiado por el Foreign, Commonwealth y Development Office. (Secretaría de Relaciones Exteriores, Mancomunidad y Desarrollo)

Y orgullo porque además del desminado en las Falklands, estamos haciendo algo de lo cual muchos de Uds. querían ver, o sea poner otras £36 millones para barrer con estos explosivos mortales e indiscriminados en otras partes del mundo incluyendo Zimbabue, hogar de tantos miembros de los valientes equipos de quienes hacen el desminado.

Nuestro compromiso con el bienestar de las Islas y su gente puede que haya causado cierto alboroto en algunos lugares.

Pero nos sirve de recordatorio que aún estando a miles de millas de distancia Uds. son muy parte de la familia británica de naciones y que así han de permanecer, y que este gobierno va a estar junto a Uds. pase lo que pase.

Esto incluye ayudándolos a administrar el cambio que se viene cuando el período de transición post-Brexit concluya a fines de este mes.

La Unión Europea fue absolutamente intransigente en cuanto a excluir la mayoría de nuestros Territorios de Ultramar de las negociaciones comerciales de este año.

Pero Uds. no han sido olvidados o dejados atrás.

Hemos de trabajar en apoyo a las Islas durante el cambio, junto al Gobernador Phillips y vuestros legisladores electos.

Y a largo plazo nuestra política comercial independiente va a abrir la puerta a todo tipo de nuevos mercados para las exportaciones de las Falklands, de tal forma que en meses y años por adelante, el mundo puede que no los identifique por vuestrsa ostras, pero si por cierto lo será por vuestro calamar Loligo.

La otra gran historia este año es por supuesto el Coronavirus. En tanto hasta la fecha el número de casos en las Falklands ha sido piadosamente bajo también soy consciente que ha tenido un impacto significativo en vuestras vidas.

Aquí nuevamente el Reino Unido ha estado junto a Uds., enviando millones de libras en PPE (equipos de protección) y ordenando suficientes dosis de vacunas como para inocular a cada uno en las Falklands que precisa ser inoculado.

Pero Uds., muchachos han sido los verdaderos héroes.

Trabajando con firmeza para evitar que el virus se expanda

Al igual que el éxito de la notable repatriación de 651 pasajeros, los cuales quedaron a la deriva a bordo de cruceros sin puertos abiertos a donde recurrir.

Me sospecho que desde que Shackleton llegara con su bote James Caird a las costas de una playa de Georgia del Sur, no hubo un grupo de personas embarcadas que se sintieran tan realmente aliviados al ver las caras de bienvenida de los Isleños del Atlántico sur.

Pero no tendrían qué estar sorprendidos pues el desinterés personal y la determinación y generosidad de espíritu que Uds. demostraron al trabajar para hacerlos llegar de retorno a sus hogares, es típico de lo que hace tan especiales a los Isleños de las Falklands.

Al igual que la flor nacional de las Falklands, Pale Maiden, puede que sea pequeña y hasta frágil. Pero Uds. son astutamente resiliente.

Rebotando de inmediato aún después de los vendavales más fuertes, prontos para iluminar el mundo.

Lo han demostrado una vez más en el 2020

Ha sido todo un año para las Falklands

Espero que tengan oportunidad de celebrar con sus seres amados durante las próximas dos semanas.

Y desde aquí en 10 Downing Street, en nombre de todos en el Reino Unido, les deseamos una muy feliz Navidad y Año Nuevo.