MercoPress, in English

Viernes, 2 de diciembre de 2022 - 07:01 UTC

 

 

Chile: Comisión de DD.HH. solicita a ONU observadores para el plebiscito, para evitar 'derrame de sangre'

Lunes, 12 de octubre de 2020 - 10:52 UTC
El próximo 25 de octubre se realizará un plebiscito para determinar si se avanza hacia la reforma de la Constitución de 1980, heredada de Augusto Pinochet. El próximo 25 de octubre se realizará un plebiscito para determinar si se avanza hacia la reforma de la Constitución de 1980, heredada de Augusto Pinochet.

La Comisión Chilena de Derechos Humanos (Cchddhh) solicitó este domingo a la Alta Comisionada de Naciones Unidas (ONU) y ex presidente de Chile, Michelle Bachelet, que envíe “urgente” una misión de observadores a Chile entre el 16 y 26 de octubre, en el marco del plebiscito constitucional, ya que poseen “razones fundadas para temer un nuevo derramamiento de sangre”.

El próximo 25 de octubre, una semana después de que se cumpla el primer aniversario de la revuelta social que provocó una fuerte crisis de gobernabilidad al presidente Sebastián Piñera, se realizará un plebiscito para determinar si se avanza hacia la reforma de la Constitución de 1980, heredada de la dictadura encabezada por Augusto Pinochet.

La misiva enviada a la oficina de Derechos Humanos de la ONU para Latinoamérica, fechada en Madrid y Santiago y firmada por Carlos Margotta, presidente de la Ccddhh, cuenta con el respaldo de asociaciones de juristas internacionales.

La carta denuncia que la represión desde el inicio del “estallido social”, el año pasado, dejó miles de detenidos, lesionados oculares y denuncias de tortura, entre agresiones sexuales a mujeres y niñas, muertos y desaparecidos, que fueron “documentados por distintos organismos y organizaciones chilenas e internacionales, incluyendo una delegación de la propia Alta Comisionada”.

En el documento también se afirma que tras el receso provocado por la pandemia “los mismos responsables de conducir a la policía uniformada del país, durante todo este tiempo, en particular el director general Mario Rozas, continúa al mando de la institución, con una política de respaldo irrestricto a sus subalternos, generando una sensación de protección y favorecimiento de violaciones de derechos humanos”.

Además, se resalta el “homicidio frustrado provocado por un funcionario policial que arrojó a un menor de edad al lecho del Río Mapocho, el pasado viernes 2 de octubre”.

“La prevención parece ser fundamental en el presente caso, pues tenemos razones fundadas para temer un nuevo derramamiento de sangre en un país que ya fue brutalmente castigado en dictadura, como también recientemente en la represión de manifestantes que piden una Nueva Constitución, un pacto social, verdad, justicia y sobre todo dignidad”, concluye la solicitud publicada por la CCDDHH en sus redes sociales.

Categorías: Política, Chile.