MercoPress, in English

Martes, 18 de enero de 2022 - 03:55 UTC

 

 

Cambios en cúpula de mayor cervecera del mundo; CEO de Brasil se baja tras 16 años de continua expansión

Miércoles, 16 de setiembre de 2020 - 07:10 UTC
Carlos Brito, CEO de AB InBev también participa con el consejo de administración del grupo cervecero para elegir un sucesor en el cargo Carlos Brito, CEO de AB InBev también participa con el consejo de administración del grupo cervecero para elegir un sucesor en el cargo
En 2004 se fusionó con Interbrew de Bélgica, para crear InBev; después organizó la adquisición hostil de la potencia de EE.UU Anheuser-Busch para convertirse en un grupo cervecero mundial  En 2004 se fusionó con Interbrew de Bélgica, para crear InBev; después organizó la adquisición hostil de la potencia de EE.UU Anheuser-Busch para convertirse en un grupo cervecero mundial

Anheuser-Busch InBev, productor de Budweiser y Stella Artois, inició un proceso para reemplazar al director ejecutivo Carlos Brito, el brasileño que encabezó su transformación para convertirse en el grupo cervecero más grande a escala mundial a través de una serie de adquisiciones durante sus 16 años de gestión.

El grupo cervecero considera seriamente recurrir a candidatos externos para el puesto, en lo que será un cambio significativo para la compañía que se enorgullece de su cultura de creación propia.

Aparentemente AB InBev trabaja con la firma de reclutamiento Spencer Stuart en la búsqueda. Brito también participa con el consejo de administración del grupo cervecero en el proceso y que planea dejar su cargo en algún momento del próximo año.

Parte de la razón de la búsqueda externa es que AB InBev actualmente solo considera a un candidato interno, Michel Doukeris, quien dirige la operación Anheuser-Busch con sede en Norteamérica, agregaron las fuentes. Ya no están en la carrera otras personas que antes se señalaron como posibles candidatos, como el director de Estrategia, David Almeida, y el director de Mercadotecnia, Pedro Earp.

Es posible que Brito se mantenga en el cargo por más tiempo si la firma no se decide por un candidato de la búsqueda, y también que se una al al consejo de administración tras su salida.

AB InBev ya sustituyó a su director financiero y a presidente en los últimos 18 meses. Los cambios en los puestos de liderazgo se producen cuando AB InBev sigue lidiando con una fuerte carga de deuda que se deriva de la adquisición que hizo de SABMiller por 79 mil millones de libras, que coronó casi dos décadas de acuerdos que le dieron una posición dominante en la industria cervecera.

Felipe Dutra, el ex director financiero, dejó su cargo en febrero y lo sustituyó Fernando Tennenbaum, con el mismo puesto en la unidad brasileña de la firma, menos de un año después de que Olivier Goudet cediera la presidencia a Marty Barrington, ex director del grupo tabacalero Altria.

Después de alcanzar máximos históricos en 2015 antes del acuerdo de SABMiller, las acciones de AB InBev ahora se encuentran más de 60 por ciento por debajo de ese nivel.

La salida de Brito marcará el fin de una era para la industria cervecera después Jean-François van Boxmeer, de Heineken, también dejó su cargo este año. Al igual que Brito, van Boxmeer presionó para crear un grupo cervecero mundial durante el periodo de una gran actividad de consolidación en el sector.

Brito dirigió lo que fue la expansión de un grupo cervecero regional latinoamericano hasta convertirse en el productor de cerveza más grande a escala mundial, impulsado por negociaciones agresivas, una cultura de personal basada en los bonos y una feroz reducción de costos en las empresas que adquirían.

Cualquier sucesor va a tener que obtener la aprobación de dos bloques clave de accionistas, las familias belgas que controlaban Interbrew, y los tres fundadores brasileños de 3G Capital. Otros accionistas importantes incluyen al grupo tabacalero Altria y a la familia Santo Domingo, de Colombia.

La carrera de Brito en el sector cervecero comenzó en 1989 cuando se unió a la compañía cervecera Brahma, de Brasil, trabajando para su mentor Jorge Paulo Lemann, el fundador de la firma de capital privado 3G, quien pagó su educación en Stanford.

Brahma comenzó una expansión alimentada por los acuerdos, transformándose en el grupo cervecero regional Ambev, del cual Brito se convirtió en director en 2004. Ese mismo año la firma se fusionó con Interbrew de Bélgica, para crear InBev; cuatro años después organizó la adquisición hostil de la potencia estadunidense Anheuser-Busch para convertirse en un grupo cervecero mundial.

A fines de junio la deuda de AbInBev alcanzaba US$ 87,400 millones, o sea 4.9 veces sus ingresos. La empresa cervecera ha gastado unos US$ 300,000 millones durante la última década en adquisición de otras cerveceras, incluida SABMiller, por 79 mil millones de libras. En tanto sus ventas disminuyeron 17,1% en el segundo trimestre del a;o, aunque en junio tuvieron un leve repunte del 0,7%.

Categorías: Inversiones, Brasil.