MercoPress, in English

Domingo, 9 de agosto de 2020 - 18:11 UTC

 

 

Congreso chileno aprueba el retiro a contribuyentes del 10% del sistema privado de pensiones

Viernes, 24 de julio de 2020 - 07:39 UTC
En un clima de creciente tensión política, el proyecto fue aprobado en Diputados, con 116 votos (23 más que los necesarios) a favor, 28 en contra y 5 abstenciones. En un clima de creciente tensión política, el proyecto fue aprobado en Diputados, con 116 votos (23 más que los necesarios) a favor, 28 en contra y 5 abstenciones.
 Gonzalo Blumel, ministro del Interior, destacó que el resultado era predecible y reconoció que “ha sido un traspié importante” para el Gobierno Gonzalo Blumel, ministro del Interior, destacó que el resultado era predecible y reconoció que “ha sido un traspié importante” para el Gobierno

El congreso chileno aprobó este jueves la reforma constitucional que permite el retiro de 10% de los fondos depositados por los trabajadores en el sistema de pensiones privado como medida para enfrentar la crisis causada por el coronavirus, una ley que será promulgada por el presidente Sebastián Piñera.

En un clima de creciente tensión política, el proyecto fue aprobado finalmente en Diputados, la última instancia legislativa, con 116 votos (23 más que los necesarios) a favor, 28 en contra y 5 abstenciones.

Después de las dudas acerca de si el presidente vetaría o no el proyecto de ley, el Gobierno de Chile anunció en un comunicado que el viernes se procederá a promulgar la reforma constitucional.

“La decisión del presidente de promulgar esta reforma constitucional, obedece a su intención y voluntad -dada la difícil situación económica y social que viven muchas familias y compatriotas- de facilitar y agilizar el retiro de estos fondos de ahorros previsionales por parte de las personas habilitadas”, detalla el comunicado.

Y remarca que “el Gobierno de Chile reitera que está firmemente comprometido con avanzar en una profunda reforma previsional que permita cambiar el sistema, con el propósito de mejorar las pensiones de todos los ciudadanos”.

Esta decisión se da luego que parlamentarios oficialistas le pidieran al presidente que haga trabajo de “colegislador” y vete el proyecto.

Al finalizar el conteo de los votos en la Cámara de Diputados, que permitió la aprobación del proyecto de ley, las autoridades de Hacienda, Interior y Secretaria General de Presidencia se retiraron inmediatamente de la sala.

Gonzalo Blumel, ministro del Interior, destacó que el resultado era predecible y reconoció que “ha sido un traspié importante” para el Gobierno, a la vez que argumentó su desacuerdo con la aprobación del proyecto de ley, cuestionando las formas de la oposición.

Asimismo, resaltó que la convicción más profunda del Gobierno “es que los problemas de la clase media no tienen que pagarlos la clase media con sus propios recursos previsionales, sino a través de aporte del Estado, con iniciativas financiadas con recursos fiscales”.

El resultado representa también un quiebre en la coalición del Gobierno, razón por la cual Blumel apuesta a encontrar puntos medios.

“Es indispensable que el Gobierno y su coalición recuperan cuánto antes su capacidad de trabajar con unidad, fijar posiciones comunes en torno a aquellos principios y convicciones que nos mueven”, apuntó.

Entre tanto, diputados opositores celebraron la jornada, a la que calificaron de histórica.

El jefe de bancada del Partido Por la Democracia, Raúl Soto, dijo que la aprobación “no es un triunfo de la oposición ni una derrota del Gobierno”, sino un triunfo “del pueblo del Chile, del 86% de chilenos y chilenas que según las encuestas respaldaban este proyecto” y “los 11 millones de afiliados a las AFP que tienen un derecho adquirido”.

Los pedidos desde los sectores más duros del oficialismo fueron explícitos, ya que la presidenta de la pinochetista Unión Demócrata Independiente (UDI), Jacqueline van Rysselberghe, incluso dijo que llevaría el proyecto al Tribunal Constitucional.

Categorías: Política, Chile.