MercoPress, in English

Martes, 11 de agosto de 2020 - 12:36 UTC

 

 

Ni gasolina barata queda en Venezuela: 2 dólares el litro y atenciones para el personal de servicio

Lunes, 27 de abril de 2020 - 07:59 UTC
Muchos automovilistas ofrecen a los trabajadores de las estaciones de servicio propinas de bocadillos o unos pocos cientos de bolívares, en lugar de pago (Foto AP) Muchos automovilistas ofrecen a los trabajadores de las estaciones de servicio propinas de bocadillos o unos pocos cientos de bolívares, en lugar de pago (Foto AP)
En el estado de Bolívar las autoridades han cerrado al público la mayoría de la estaciones por la cuarentena en vigencia desde mediados de marzo En el estado de Bolívar las autoridades han cerrado al público la mayoría de la estaciones por la cuarentena en vigencia desde mediados de marzo

Algunos venezolanos están diciendo que pagaron esta semana más de 2 dólares por un litro de gasolina en medio de la escasez de combustible que sufre la nación y que coloca tal precio como uno de los más altos del mundo.

El costo del litro marca además una dramática reversión para el país OPEP que durante mucho tiempo se jactó de tener el combustible más barato del mundo. Gracias a los fuertes subsidios del ex presidente Hugo Chávez y su sucesor y protegido, Nicolás Maduro, la gasolina vendida por la estatal petrolera PDVSA, que tiene el monopolio de las ventas de combustibles, es esencialmente gratuita en Venezuela.

Muchos automovilistas ofrecen a los trabajadores de las estaciones de servicio propinas de bocadillos o unos pocos cientos de bolívares, por debajo de 10 centavos de dólar, en lugar de pago. Pero la red venezolana de refinación de 1,3 millones de barriles por día casi se ha derrumbado.

Además las sanciones estadounidenses, destinadas a presionar la salida de Maduro del cargo, han complicado las importaciones de combustible, lo que llevó a los venezolanos a esperar horas o días fuera de las estaciones para llenar sus tanques, o recurrir al costoso negro mercado.

En el estado de Bolívar las autorizades han cerrado al público la mayoría de la estaciones por la cuarentena en vigencia desde mediados de marzo para frenar la expansión del coronavirus. En la ciudad occidental de Maracaibo, personas en el mercado negro ofrecen llevar 20 litros de gasolina a las casas de los clientes por 50 dólares, según informes de la prensa local.

Los precios varían ampliamente en todo el país y en algunas áreas los venezolanos han reportado pagar hasta 4 dólares por litro. Esos niveles están por encima de los precios de las estaciones de servicio en Hong Kong, donde las encuestas muestran consistentemente que se vende la gasolina más cara del mundo. Según el sitio web de la compañía, la gasolina sin plomo en las estaciones Royal Dutch Shell en la ciudad costaba 2,15 dólares por litro.

“Ahora tenemos que hacer negocios truculentos para poder tener lo que es nuestro, la gasolina”, dijo María Inés Urdaneta, profesora universitaria en Maracaibo, en el estado Zulia, agregando que siempre tiene el tanque lleno en caso de que su hijo asmático sufra un ataque.

El aumento en Venezuela se produce cuando los precios en las estaciones de servicio en todo el mundo están cayendo debido a la baja de la demanda por las cuarentenas impuestas por el brote de coronavirus.

En Estados Unidos, los precios promediaron 0,48 dólares por litro en la semana que terminó el 20 de abril, según la Administración de Información Energética de Estados Unidos. Ni la empresa petrolera estatal, PDVSA, ni el Ministerio de Petróleo de Venezuela respondieron solicitudes de comentarios. El gobierno de Venezuela está tratando de reparar algunas refinerías para aumentar la producción nacional de gasolina, y esta semana comenzó a recibir material de refinación de Irán.