MercoPress, in English

Domingo, 4 de diciembre de 2022 - 14:28 UTC

 

 

Bolsonaro cuestiona transparencia del sistema electoral de Brasil

Miércoles, 11 de marzo de 2020 - 09:39 UTC
Sin presentar pruebas, Bolsonaro comentó que en la elección de 2018 hubo fraude y que él debió haber vencido en la primera vuelta, en la cual obtuvo el 46% de votos Sin presentar pruebas, Bolsonaro comentó que en la elección de 2018 hubo fraude y que él debió haber vencido en la primera vuelta, en la cual obtuvo el 46% de votos

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, provocó un nuevo conflicto institucional al afirmar que hubo fraude en los comicios en los que resultó electo, en 2018, y que debió haber vencido en primera vuelta, por más del 50% de los votos, tras lo cual el Supremo Tribunal Electoral negó las acusaciones.

La declaración de Bolsonaro, inédita, se dio durante un discurso que ofreció a la comunidad brasileña que vive en Florida, Estados Unidos, en el marco de una gira en la cual dijo que el coronavirus está subestimado y, al lado de su colega Donald Trump, aseguró que “la izquierda está siendo barrida para fuera de Brasil”.

Sin presentar pruebas, Bolsonaro comentó que en la elección de 2018 hubo fraude y que él debió haber vencido en la primera vuelta, en la cual obtuvo el 46% de los votos.

En aquel momento no hubo reclamos a la autoridad electoral.

“Por las pruebas que tengo en mis manos, que en breve voy a presentar, fui electo en la primera vuelta, pero hubo fraude. Necesitamos un sistema seguro de conteo de votos, porque, si no, puede haber fraude”, dijo

Al pedirle pruebas Bolsonaro contestó: “Díganme un ciudadano que confíe en el sistema electoral brasileño”.

El caso generó un revuelo más en la institucionalidad brasileña, en el marco de la preparación de marchas respaldadas por Bolsonaro de sectores de extrema derecha que el domingo protestarán contra el Congreso.

El Tribunal Superior Electoral defendió la utilización de urnas electrónicas que hace dos décadas forma parte de la democracia brasileña.

“Nuestro sistema permitió que no se produjera un fraude en 20 años”, dijo un comunicado de la presidenta del tribunal, Rosa Weber.

Antes de ser electo, Bolsonaro había pedido que se continuara con el voto electrónico pero con un talón de papel como certificado para el elector, una bandera que fue levantada antes de la marcha del 15 y que promete inflamar a los seguidores del ex capitán del Ejército.

El mandatario derechista históricamente hizo campaña contra las urnas electrónicas, pero abandonó esa bandera tras su elección. Bolsonaro venció en segunda vuelta a Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores.

La gira de Bolsonaro por los Estados Unidos, iniciada el sábado último con una cena con Trump y el domingo con un acuerdo militar con el Comando Sur, estuvo marcada por discursos de fuerte tono anti-izquierda, en el marco de las marchas que convocan los bolsonaristas para pedir agilidad al Congreso y el cambio del Supremo Tribunal Federal.


“No se puede ser complaciente como fue Mauricio Macri en la Argentina, que perdió. En Chile Sebastián Piñera enfrenta manifestaciones casi diarias y no hay dudas que es esa gente del Foro de Sao Paulo”, dijo en referencia al grupo de partidos de izquierda surgido en los años noventa.

En ese marco, hizo referencia también a su perspectiva para Brasil: “Será que estamos libres de eso. Creo que si hacemos pavadas, ellos vuelven en 2022 y tenemos que trabajar contra esa propuesta”.

En su perfil de Twitter, el ex presidente Lula da Silva, del opositor Partido de los Trabajadores, se refirió al 'fraude' del que habla Bolsonaro mostrando una encuesta que lo daba como vencedor de la primera vuelta con 36% de los votos contra 19% del actual mandatario.

Lula fue impedido de participar porque había sido condenado en dos instancias por corrupción en la Operación Lava Jato y estaba preso durante la campaña por orden del entonces juez Sérgio Moro, hoy ministro de Justicia y Seguridad de Bolsonaro.

Categorías: Política, Brasil.