MercoPress, in English

Jueves, 13 de mayo de 2021 - 18:14 UTC

 

 

Comienza paro comercial de cuatro días del sector rural argentina en protesta por aumento de retenciones

Lunes, 9 de marzo de 2020 - 09:00 UTC
“Es un cese de comercialización de cereales, fundamentalmente de soja”, explicó a una radio local Carlos Iannizzotto, presidente de la asociación Coninagro. “Es un cese de comercialización de cereales, fundamentalmente de soja”, explicó a una radio local Carlos Iannizzotto, presidente de la asociación Coninagro.

Las cuatro grandes asociaciones rurales de Argentina anunciaron el jueves que harán una huelga comercial de cuatro días a partir de este lunes en protesta por un alza en los impuestos a las exportaciones de soja, el principal cultivo del país. La decisión podría afectar a los mercados internacionales de granos, ya que Argentina es uno de los mayores exportadores mundiales de soja, maíz, trigo y carne vacuna.

Además, la medida eleva la tensión política entre la gestión del peronista Alberto Fernández -quien asumió el poder hace tres meses- y el poderoso sector rural, que mayormente apoyó al exmandatario Mauricio Macri en los comicios presidenciales del 2019.

“Es un cese de comercialización de cereales, fundamentalmente de soja”, explicó a una radio local Carlos Iannizzotto, presidente de la asociación Coninagro.

Un portavoz de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) dijo más temprano que esa asociación iba a llevar adelante la protesta -que consiste en dejar de vender productos agropecuarios- contra el aumento en el impuesto a las exportaciones de soja y sus derivados. Las otras tres entidades decidieron luego sumarse.

La iniciativa se conoció luego que el Gobierno elevara el jueves la tasa con la que grava las exportaciones de granos de soja, harina de soja y aceite de soja al 33%, desde el 30% previo, para compensar el déficit fiscal de Argentina.

El país atraviesa una severa crisis económica, con alta inflación y recesión, mientras busca reestructurar una deuda soberana que asciende a cerca de 100.000 millones de dólares.

La Cámara de la Industria Aceitera de Argentina (CIARA) también protestó el jueves contra la medida y pidió que el impuesto sobre los embarques del aceite y la harina derivados de la oleaginosa sea inferior al del poroto, para mejorar su competitividad y fomentar la industrialización de la soja.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja y, según datos del ente estatal de estadísticas local, en 2019 las exportaciones de los dos derivados de la oleaginosa sumaron un total de cerca de 12.250 millones de dólares.

Las exportaciones de los sectores agrícolas y agroindustrial son la principal fuente de divisas de Argentina.

“Resulta imprescindible mejorar los ingresos fiscales en un contexto económico de endeudamiento, alta inflación, recesión creciente, desempleo generalizado y emergencia alimentaria”, explicó el Gobierno argentino en el decreto que establece el alza del impuesto, publicado el jueves en el Boletín Oficial.

Por su parte, agricultores y analistas dijeron el miércoles que el incremento desincentivará inversiones futuras e impactará negativamente en los volúmenes de cosecha.