MercoPress, in English

Domingo, 4 de diciembre de 2022 - 01:04 UTC

 

 

Ex presidente mexicano investigado por supuestos sobornos de Odebrecht

Viernes, 21 de febrero de 2020 - 10:19 UTC
Según el WSJ, la policía de México investiga a Peña Nieto como parte de un caso de corrupción del más alto perfil que formaría parte de un amplio caso contra Lozoya Según el WSJ, la policía de México investiga a Peña Nieto como parte de un caso de corrupción del más alto perfil que formaría parte de un amplio caso contra Lozoya

El presidente de México, Andrés López Obrador, dijo hoy no tener conocimiento sobre una investigación por supuesta corrupción al ex mandatario Enrique Peña Nieto, tal como reveló al diario estadounidense The Wall Street Journal (WSJ) un alto funcionario judicial de ese país.

”No tengo elementos para sostenerlo. Lo que existe es la investigación contra el ex director de (la petrolera estatal Petróleos Mexicanos) Pemex Emilio Lozoya“, declaró el gobernante en su clásica conferencia matutina desde el Palacio Nacional.

Según el WSJ, la policía de México investiga a Peña Nieto como parte de un caso de corrupción del más alto perfil que formaría parte de un amplio caso contra Lozoya, quien fue arrestado en España la semana pasada y está a la espera de una audiencia sobre la solicitud de extradición de México.

Los fiscales mexicanos acusaron al ex dirigente de Pemex de recibir millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht SA y la siderúrgica mexicana Altos Hornos.

”La oficina del fiscal general tiene evidencia de que la corrupción de Lozoya llega al más alto nivel“, dijo al periódico norteamericano el alto funcionario, refiriéndose a Peña Nieto.

”La extradición y cualquier posible confesión de Lozoya son elementos que, junto con las investigaciones en curso, decidirán si el ex presidente será acusado en el futuro“, agregó.

Sin embargo, López Obrador aseguró que el Ejecutivo no presentó ninguna denuncia contra el ex mandatario y dijo que esta sólo tendría lugar si la ciudadanía lo pide.

”La gente tiene que plantearlo, pero no quiero que nos quedemos anclados en el pasado“, sostuvo.

El jefe de Estado indicó que aunque haya diversas razones para juzgar a ex presidentes, él solo quiere aprovechar el tiempo para sentar las bases de la transformación que necesita el país.

”No es mi fuerte la venganza“, insistió.

Al mismo tiempo, explicó que la Fiscalía General es la que lleva adelante este tipo de investigaciones y, al ser independiente, no tiene por qué informar sobre las personas o funcionarios que investiga.

A su criterio, el hecho de que el WSJ diga que se investiga a Peña Nieto no significa que ya esté ocurriendo. Por tanto, aconsejó ”esperar“.

La investigación de México sobre las acusaciones de Odebrecht se abrió a principios de 2017, pero no dio lugar a ningún cargo hasta después de que expiró el mandato de Peña Nieto, a fines de 2018.

Si el ex gobernante finalmente es procesado, sería la primera vez que un ex presidente mexicano moderno enfrenta causas de corrupción en los tribunales.

En cualquier caso, los cargos no son probables a corto plazo, ya que la extradición de Lozoya por sí sola podría llevar varios meses.

Antes de convertirse en fugitivo en mayo, Lozoya dijo que era inocente.

Después de su arresto en España, su abogado con sede en México Javier Coello Trejo dijo a medios mexicanos que su cliente ”no actuó por su cuenta”, lo que implica que estaba siguiendo las órdenes de sus superiores.

Como jefe de Pemex, Lozoya habría reportado directamente a Peña Nieto.

 

Categorías: Política, América Latina.