MercoPress, in English

Miércoles, 6 de julio de 2022 - 01:11 UTC

 

 

Canciller argentino viajará a Brasil para ajustar diferencias y preservar relaciones

Lunes, 10 de febrero de 2020 - 10:19 UTC
 La misión de Felipe Solá “se limita a lo comercial” y no a “buscar soluciones para lo que pasa en la región”. La misión de Felipe Solá “se limita a lo comercial” y no a “buscar soluciones para lo que pasa en la región”.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Argentina Felipe Solá viajará este martes a Brasilia para reunirse con su homólogo Ernesto Araújo el miércoles a las 11 de la mañana. La comitiva argentina partirá a las 23 en un vuelo de línea con escala en San Pablo.

 También integrarán la delegación el ex vicepresidente Daniel Scioli, cuya designación como embajador en ese país está pendiente de aprobación en el Senado, el Secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, el Secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, y la Subsecretaria de Asuntos del Mercosur, Marilita Squeff.

Según trascendió, Solá no quiere una reducción del arancel externo común a todo el Mercosur y se debatirán las posibles alternativas.

Será el primer encuentro cara a cara entre Araújo y Solá, luego de la videoconferencia que mantuvieron durante más de dos horas en diciembre.

La delegación argentina tampoco descarta algún contacto con el presidente Jair Bolsonaro, aunque no está en la agenda, que incluye un encuentro privado entre ambos funcionarios, seguido de una reunión ampliada con la comitiva del canciller Solá y otros funcionarios de relaciones exteriores de Brasil.

Por su parte, Béliz mantendrá un encuentro en privado con el jefe de Gabinete de la Presidencia del Brasil, el general Augusto Heleno, mientras que Scioli ya viajó en las últimas semanas para reunirse con empresarios de la Federación de Industriales de Sao Paulo (Fiesp).

Ambos países coinciden en avanzar hacia un pacto de comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, aunque, respecto a la letra chica, tienen distintas posturas.

El Ministro de Economía brasileño, Paulo Guedes, apunta a un acuerdo ultraliberal entre ambos bloques. La Argentina sostiene que debe firmarse un convenio que no destruya a los productores más chicos de la economía y proteja a la industria nacional.

Respecto a la situación de la región, ambos presidentes también tienen desacuerdos. Bolsonaro decidió alinearse con Estados Unidos y apoyó el levantamiento que desembocó en la salida de Evo Morales del poder en Bolivia y a Juan Guaidó en Venezuela.

En cuanto al ex presidente brasileño Luuz Inácio Lula Da Silva, Bolsonaro optó por demonizarlo mientras que Alberto Fernández lo visitó en prisión durante su campaña electoral.

En ese contexto, fuentes diplomáticas argentinas precisaron que el encuentro de esta semana “se limita a lo comercial” y no a “buscar soluciones para lo que pasa en la región”.

Además, Fernández señaló reiteradamente que las relaciones bilaterales no deben afectarse por las diferencias con Bolsonaro, quien, a su vez, anunció que está a dispuesto a recibir al mandatario argentino, algo que aún no tiene fecha pero que podría darse en el marco de un próximo evento de la cámara industrial paulista Fiesp.

A fines de diciembre, Solá mantuvo una extensa conversación con Araújo, y aceptó la invitación para visitar Brasil.

El canciller brasileño dijo que su país estaba dispuesto a aprobar el acuerdo con la Unión Europea, pero hay diferencias con la visión argentina. Brasil quiere reducir el arancel del 35% a 20% en autos; y de 14% a 7% en bienes de capital, por citar dos de los ejemplos. De acuerdo con las consultas, la intención de Brasil es avanzar en una primera etapa en la baja del arancel “en bienes de capital”; y en el recorte para “informática, telecomunicaciones y autos”.