MercoPress, in English

Viernes, 14 de mayo de 2021 - 04:40 UTC

 

 

Sacrifican pumas en Arizona que se habían alimentado con restos humanos

Viernes, 3 de enero de 2020 - 09:54 UTC
Todo comenzó cuando las autoridades debieron cerrar el sendero de Pima Canyon, para “proteger la seguridad y salud pública” después de que encontraran restos de humanos  Todo comenzó cuando las autoridades debieron cerrar el sendero de Pima Canyon, para “proteger la seguridad y salud pública” después de que encontraran restos de humanos

Tres pumas de un parque de Arizona, Estados Unidos, en cuyos excrementos había presencia de restos humanos, fueron sacrificados por el Departamento de Caza y Pesca (PCSD) de ese estado, como una medida de protección hacia futuros excursionistas del lugar, según informaron desde la institución.

Todo comenzó en la tarde del lunes pasado, cuando las autoridades debieron cerrar el sendero de Pima Canyon, lugar muy popular entre los excursionistas, para “proteger la seguridad y salud pública” después de que encontraran restos de humanos a un lado de los senderos del parque.

Tras una investigación, el departamento llegó a la conclusión de que tres pumas, uno mayor y dos de un año, estaban detrás de la macabra situación al encontrar restos de humano en el excremento de los felinos. Y a pesar de que informaron que no creían que los animales salvajes habían sido responsables de la muerte de la persona, fueron sacrificados por el posible peligro que esto presentaba.

Esto ya que, según informaron desde la organización, el hecho que un puma haya comido restos humanos es una situación anormal y una señal que los animales pueden atacar a otro humano en un futuro. “Lo hicieron a 46 metros de una ruta de senderismo popular y a la vista de las casas, y repetidamente no mostraron temor ante los agentes. Eran un peligro claro y presente para la seguridad pública”, señaló Raúl Vega, supervisor de PCSD, al medio local KGUN 9.

“Apoyamos completamente al Departamento de Caza y Pesca y agradecemos sus esfuerzos para contribuir a tener un ambiente seguro para nuestros visitantes”, señaló el Servicio Forestal de Coronado en Estados Unidos, en su página de Facebook, anunciado además que el sendero ya había sido reabierto para los visitantes.

Además, la organización advirtió a los excursionistas seguir las indicaciones de seguridad respecto a la vida silvestre. “La fauna silvestre que se acostumbra a la presencia humana, vive en un estado menos natural que puede generar conflictos con los humanos y para ellos. Se ruega a los visitantes a evitar la interacción con animales salvajes”, añadieron. Este jueves, las autoridades programaron una autopsia de los restos humanos con el fin de determinar si los pumas estuvieron involucrados o no en la muerte de la persona.