MercoPress, in English

Miércoles, 23 de junio de 2021 - 05:47 UTC

 

 

Bolivia reitera fuertes vínculos con España y México, a pesar de la expulsión de diplomáticos

Jueves, 2 de enero de 2020 - 09:50 UTC
 “El Gobierno tiene claro que los lazos de amistad con México y España son inquebrantables” afirmó el viceministro Wilson Santamaría “El Gobierno tiene claro que los lazos de amistad con México y España son inquebrantables” afirmó el viceministro Wilson Santamaría

El viceministro de Seguridad Ciudadana de Bolivia, Wilson Santamaría, reforzó este miércoles el vínculo que el Gobierno del país mantiene con México y España, pese a los conflictos que han protagonizado durante las últimas semanas.

“El Gobierno tiene claro que los lazos de amistad con México y España son inquebrantables, son pueblos con quienes mantenemos alianzas, especialmente España en materia social, educación, salud y varios otros programas que no se verán afectados”, indicó Santamaría, según ha recogido la agencia de noticias boliviana ABI.

Bolivia procedió el lunes a declarar personas non gratas a la embajadora de México en La Paz, María Teresa Mercado, así como a la encargada de negocios de España con Bolivia, Cristina Borreguero, y al cónsul de España en Bolivia, Álvaro Fernández, en respuesta al incidente registrado el viernes, cuando según el Gobierno boliviano, los diplomáticos españoles llegaron a la residencia mexicana acompañados por hombres encapuchados y “presuntamente armados”.

Desde el Gobierno de la presidenta interina, Jeanine Áñez, expresaron el temor que el objetivo de la visita fuera sacar de la residencia mexicana a algunos de los altos cargos del Gobierno de Evo Morales que se refugiaron en la misma tras la renuncia del mandatario el pasado 10 de octubre.

El Gobierno español indicó inicialmente que la encargada de negocios había realizado una “visita de cortesía” a la embajadora mexicana y se aseguró que el objetivo de la misma no era ayudar a abandonar la residencia a los antiguos altos cargos refugiados en ella. No obstante, el Ejecutivo español procedió a expulsar a tres representantes bolivianos en su Embajada en Madrid como medida de represalia por la expulsión de los dos diplomáticos españoles en La Paz, que calificó de “gesto hostil”.

Por otra parte, el Gobierno boliviano anunció el envío de un “alto representante” a su Embajada en España. “Bolivia desea superar este impasse a la brevedad y mantener estrechas relaciones con el Reino de España, en el marco del tradicional respeto y la amistad que siempre las han caracterizado. Para este cometido, el Gobierno Constitucional de Bolivia acreditará en la Embajada de Bolivia en Madrid a un alto representante diplomático”, informó el Ministerio de Asuntos Exteriores boliviano en una nota oficial.