MercoPress, in English

Jueves, 6 de octubre de 2022 - 14:27 UTC

 

 

Sangre nueva en el timón de una de las economías más estables del continente

Sábado, 5 de octubre de 2019 - 09:41 UTC
Más conocida como “Toni”, Alva tendrá como mayor reto impulsar la actividad del país minero que se ha desacelerado en los últimos años Más conocida como “Toni”, Alva tendrá como mayor reto impulsar la actividad del país minero que se ha desacelerado en los últimos años
Alva es economista de la peruana Universidad del Pacífico y con maestría en administración pública de la Universidad de Harvard Alva es economista de la peruana Universidad del Pacífico y con maestría en administración pública de la Universidad de Harvard

Tiene 34 años y ahora maneja una economía de 230.000 millones de dólares, una de las más estables de América Latina pero que navega por agitadas aguas políticas. María Antonieta Alva se convirtió el jueves en la ministra de Economía del presidente peruano Martín Vizcarra, quien se encamina a superar una crisis tras cerrar el Congreso luego de una larga pugna de poderes que dice no le deja gobernar.

No es la primera mujer al mando de Economía. Pero para los que la conocen, Alva es parte de una nueva generación de economistas en Perú que buscará inyectar una buena dosis de preocupación social a las políticas económicas de libre mercado que han estado vigente desde hace casi tres décadas.

Más conocida como “Toni”, Alva tendrá como mayor reto impulsar la actividad del país minero que se ha desacelerado en los últimos años, en medio de escándalos de corrupción que han frenado grandes proyectos y los efectos de un guerra comercial entre sus mayores socios comerciales, China y Estados Unidos.

Alva, economista de la peruana Universidad del Pacífico y con maestría en administración pública de la Universidad de Harvard, es considerada como una prometedora funcionaria. Pese a su juventud ha ocupado varios cargos en sus 10 años en el sector público local.

Antes de ser designada como ministra de Economía en reemplazo de Carlos Oliva, Alva fue directora general de Presupuesto Público de la misma cartera y antes fue jefa de la unidad de planificación y presupuesto del Ministerio de Educación. También fue asesora en el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social.

La caída de la inversión pública es una de las razones de la desaceleración de la economía. Algunos funcionarios caminan con pies de plomo a la hora de aprobar trámites burocráticos para no caer en alguna falta involuntaria administrativa.

En un video académico y promocional de la universidad difundido en el 2015, Alva alienta a su generación.

“Trabajar en el sector público es desafiante y muchas veces puede ser frustrante pero siempre hay que estar motivado y la forma de hacerlo es darte cuenta que tu trabajo puede mejorar la vida de muchas personas”, afirmaba Alva en el video.

“En la universidad aprendí que las desigualdades tienen causas y porque tienen causas pueden cambiarse”, dijo.