MercoPress, in English

Jueves, 20 de enero de 2022 - 19:42 UTC

 

 

La quiebra de Thomas Cook deja pasajeros varados y trabajadores angustiados

Lunes, 23 de setiembre de 2019 - 21:56 UTC
La repatriación de los pasajeros varados de Thomas Cook será mucho peor que la de Monarch hace dos años. La repatriación de los pasajeros varados de Thomas Cook será mucho peor que la de Monarch hace dos años.

El operador turístico de origen británico Thomas Cook Group Plc. solicitó el lunes su quiebra en el Reino Unido, dejando a unos 600,000 turistas varados en sus destinos de vacaciones, lo que ha llevado al gobierno a lanzar un puente aéreo masivo para llevarlos de regreso al hogar utilizando 45 aviones rentados.

Después de que las conversaciones con los acreedores fracasaran la madrugada del lunes, los turistas se vieron afectados por el pánico en toda Europa y más allá. El gobierno del Reino Unido ha dicho que trabajaría para regresar a los pasajeros varados a sus hogares durante las próximas dos semanas en un ejercicio denominado Operación Matterhorn, que costará alrededor de 75 millones de libras (93 millones de dólares), según un analista de la industria de la aviación que calculó que la repatriación más grande en la historia de tiempos de paz “para traer a casa a más de 150,000 personas será aproximadamente un 50 por ciento más costosa que un despliegue similar hace dos años cuando el cierre de la aerolínea Monarch.

Las autorudades británicas instaron a quienes llegaron a sus destinos a permanecer en el lugar y continuar sus vacaciones con normalidad. El gobierno dijo que cubrirá el costo del alojamiento y su regreso en la fecha programada. Las reservas están cubiertas por el programa de Licencia de Organizador de Viajes Aéreos, o ATOL, que proporciona seguro contra interrupciones de viaje, se informó.

Los manejos financieros pusieron en riesgo más de 21,000 empleos, después de meses de conversaciones con los inversores, liderados por Fosun Tourism Group, la compañía china propietaria de la cadena de resorts Club Med, la cual propuso un rescate de US$ 1.1 millardos a cambio del control de las operaciones turísticas de Thomas Cook y una participación minoritaria en su aerolínea.

La desaparición de la marca que ha ayudado a crear la industria de los paquetes turísticos, tendrá efectos radicales en el sector en tida Europa, en el norte de África y en otros lugares, ya que a los hoteles les preocupa cobrar los hospedajes ya brindados y que se confirmen las reservas para los centros turísticos de invierno de temporada alta en el hemisferio norte.

En los Estados Unidos, Thomas Cook solicitó la protección por bancarrota del Capítulo 15 para salvaguardarse de las acciones legales de los titulares de deuda estadounidenses. La presentación, el martes, otorgará primacía a la ley del Reino Unido sobre los bonos de la compañía mantenidos en los Estados Unidos, lo que debería permitirle proceder con su reestructuración.

El Capítulo 15 es una modificación del Código de Bancarrota por la Ley de Prevención de Abuso de Bancarrota y Protección al Consumidor de 2005. Es la adopción nacional de los Estados Unidos de la Ley Modelo sobre Insolvencia Transfronteriza promulgada por la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (”CNUDMI” ) en 1997.

La compañía Thomas Cook está tratando de obtener un acuerdo de rescate de £ 900 millones para evitar la iliquidez en el período invernal.

El lunes, Thomas Cook retrasó hasta la próxima semana dos audiencias cruciales en el Reino Unido en las que los acreedores debían votar sobre la reestructuración para contar con fondos que le permitan comprar capacidad hotelera para la temporada de vacaciones del año 2020.

Thomas Cook es la víctima más notoria de un cambio de modalidad en el negocio de los viajes, que cincluye la aparición de aerolíneas de bajo costo y plataformas de reserva en línea.

En Canadá, Transat Inc. también fue impactada por la caída de Thomas Cook. El operador turístico, que controla Air Transat, estaba en el segundo año de un acuerdo de siete años para intercambiar aeronaves con Thomas Cook en forma estacional. La compañía con sede en Montreal tenía programado recibir al menos siete aviones de Thomas Cook este otoño, pero “la asociación está muerta porque la compañía ya no existe”, dijo el portavoz de Transat, Christophe Hennebelle, quien agregó que Transat, que “estamos trabajando para recibir los aviones, y al mismo tiempo estamos pensando en otros planes para asegurarnos de que se respetará el cronograma”.

Mientras tanto, no se cree que las impactantes noticias afecten demasiado a las empresas con sede en Gibraltar, se informó.

 

Categorías: Economía, Turismo, Internacional.