MercoPress, in English

Jueves, 7 de julio de 2022 - 11:15 UTC

 

 

Amazonía: ONG convocaron a cientos de personas frente a la embajada de Brasil en Montevideo

Sábado, 24 de agosto de 2019 - 16:04 UTC
La concentración tenía el objetivo de informar sobre lo que está sucediendo en la Amazonía y reclamar que se atienda esa situación. Foto: Sebastián Astorga La concentración tenía el objetivo de informar sobre lo que está sucediendo en la Amazonía y reclamar que se atienda esa situación. Foto: Sebastián Astorga
En la manifestación, apartidista, según anunciaron sus organizadores previamente vía redes sociales, resaltaba una pancarta que decía “Vida a la Amazonia, muerte al capital”. Foto: Sebastián Astorga En la manifestación, apartidista, según anunciaron sus organizadores previamente vía redes sociales, resaltaba una pancarta que decía “Vida a la Amazonia, muerte al capital”. Foto: Sebastián Astorga
Fridays For Future y Climate Save fueron las organizadoras de la manifestación en la capital uruguaya bajo proclamas leídas al inicio y al final del acto.

 Foto: Sebastián Astorga Fridays For Future y Climate Save fueron las organizadoras de la manifestación en la capital uruguaya bajo proclamas leídas al inicio y al final del acto.

 Foto: Sebastián Astorga

Miles de personas se congregaron este viernes frente a las embajadas de Brasil en distintas ciudades del mundo y Montevideo no fue la excepción. Varios centenares de manifestantes, en su mayoría jóvenes, cortaron la transitada avenida Bulevar Artigas a la altura de la embajada del país amazónico, cuyo gobierno es ampliamente criticado por sus políticas ambientales por innumerables ONG’s alrededor del mundo.

Fridays For Future y Climate Save fueron las organizadoras de la manifestación en la capital uruguaya bajo proclamas leídas al inicio y al final del acto.

 Climate Save abrió la movilización con una proclama que expresaba que la Amazonía “está ardiendo en este momento, el daño es irreparable, las pérdidas son inimaginables, las consecuencias serán determinantes”. La organización reclamó “tomar medidas medioambientales para definitivamente frenar esta debacle”.

Por su parte, la organización Fridays For Future, fundada en 2018 por la activista sueca de 16 años, Greta Thunberg, divulgó una proclama internacional de común acuerdo entre las distintas agrupaciones que se esparcen por el mundo llamando a tomar conciencia ante la gravedad de los incendios y las consecuencias ambientales que traerán.

La concentración tenía el objetivo de informar sobre lo que está sucediendo en la Amazonia y reclamar que se atienda esa situación. También pidieron que Uruguay envíe ayuda humanitaria de forma urgente para apagar los incendios.

Los participantes se manifestaron bajo el lema inspirado en la proclama de Thunberg: “estado de emergencia, la casa se quema”. 

En la manifestación, apartidista, según anunciaron sus organizadores previamente vía redes sociales, resaltaba una pancarta que decía “Vida a la Amazonia, muerte al capital”. La misma terminó luego de que las organizaciones leyeran sus proclamas, y entre los gritos de “la casa está en llamas”, “Lula libre” y “fuera (presidente de Brasil, Jair) Bolsonaro”, la multitud lentamente se fue dispersando.

Fridays For Future convocó la mmisma manifestación en España, Italia, Argentina, en todos los casos frente a la embajada de Brasil. Las organizadoras Lara Rivero y Manuela Servetto, explicaron a la diaria que no esperaban que se presentara tanta gente.

Rivero, además, afirmó que un punto importante en su pedido de acción, además de la ayuda humanitaria, es que se declare a la selva amazónica patrimonio de la humanidad. “De esa manera un país en particular no podría hacer explotación de ella”, dijo.

“Desde que el presidente Jair Bolsonaro llegó al poder los incendios han aumentado constantemente, no sólo debido a las sequías sino también debido a las terribles políticas ambientales llevadas a cabo por el gobierno brasileño, que ve al Amazonas solamente como una fuente de dinero”, manifestó en un comunicado la organización de Thunberg.