MercoPress, in English

Jueves, 18 de julio de 2019 - 17:46 UTC

 

 

Humanos desarrollan nuevo hueso al pie del cráneo por uso de celulares

Lunes, 24 de junio de 2019 - 11:54 UTC
La cabeza humana pesa alrededor de seis/siete kilos en un adulto, e inclinarse para ver las pantallas de los teléfonos móviles, requiere un esfuerzo adicional La cabeza humana pesa alrededor de seis/siete kilos en un adulto, e inclinarse para ver las pantallas de los teléfonos móviles, requiere un esfuerzo adicional

La llegada de los teléfonos móviles sin duda ha sido un cambio para la vida de las personas. La forma en que trabajan, se comunican, estudian, leen, compran, e, incluso, consiguen pareja ha estado evolucionando gracias a las nuevas tecnologías. Sin embargo, esto no es algo nuevo para nadie.

Algo que no se había escuchado anteriormente, y que científicos de la Universidad de Sunshine Coast Queensland en Australia revelaron en una investigación, es la forma en que los celulares podrían empezar a modificar el esqueleto de las personas, posiblemente alterando no solo los comportamientos sociales, sino que además la imagen física de los cuerpos.

Estudios anteriores habían asegurado posibles problemas a la vista por el exceso del uso de las pantallas móviles en las personas, o el aumento de tamaño en algunos dedos pulgares de la mano debido a la escritura a través de los móviles, sin embargo, los científicos australianos descubrieron un extraño “hueso” en forma de cuerno en la base del cráneo que están desarrollando algunas personas. La investigación sugirió que los más afectados son los jóvenes, quienes están desarrollando el “cuerno” en la parte baja del cráneo.

Esto, se debería a la constante inclinación hacia adelante que pone la cabeza al tener que mirar la pantalla de los teléfonos. Esta acción desplaza el peso de la columna vertebral a los músculos de la parte posterior de la cabeza, causando un posible crecimiento óseo en la conexión de tendones y ligamentos.

La cabeza humana pesa alrededor de seis o siete kilos en un adulto, y la inclinación que se hace para ver las pantallas de los teléfonos móviles, requiere un esfuerzo adicional. Es así como el cuerpo humano crea nuevos tejidos óseos con el fin de ayudar a sostener la cabeza, según publicó el Washington Post.

Los investigadores aseguraron que el estudio mostraba la primera adaptación física del esqueleto con la llegada de las tecnologías a la vida diaria. Además, aseguraron que esta deformación podría causar fuertes dolores de cabeza crónicos y en la parte superior de la espalda y el cuello. Para llegar a este resultado, los científicos en 2016 descubrieron a través de radiografías que algunos adolescentes y jóvenes desarrollaron la llamada “protuberancia occipital externa”.

En ese año, se descubrieron que 218 personas tenían el nuevo hueso. Y, a pesar de que el estudio fue publicado el año pasado, la semana pasada fue masificado a las personas tras un reportaje de la BBC. “Una pregunta importante es qué les depara para el futuro a las poblaciones de adultos jóvenes en nuestro estudio, cuando el desarrollo de un proceso degenerativo es evidente en una etapa tan temprana de sus vidas”, se preguntaron los autores del artículo publicado en los informes científicos de Nature Research. ¿Cómo saber si ya desarrollaste uno?

Para poder saber si las personas ya desarrollaron este nuevo hueso deben presionar con los dedos la parte de arriba del cuello, atrás del cráneo. Si sienten una protuberancia extraña es porque lo más probables es que haya desarrollado la espina, también llamada como “cuello de texto”.