MercoPress, in English

Viernes, 19 de julio de 2019 - 03:58 UTC

 

 

Furcio del Rey de España, refiriéndose a Borges como José Luis

Sábado, 30 de marzo de 2019 - 13:26 UTC
“Vuestro José Luis Borges, nuestro también por universal, dejó escrito que el idioma no es solo un instrumento de expresión y comunicación...” dijo el monarca “Vuestro José Luis Borges, nuestro también por universal, dejó escrito que el idioma no es solo un instrumento de expresión y comunicación...” dijo el monarca

Durante el Congreso de la Lengua que se realiza en Córdoba, Argentina, el rey de España Felipe VI hizo un intento por incluir al reconocido escritor Jorge Luis Borges en su discurso. Sin embargo, debido a esto se convirtió en el foco de las críticas y burlas, ya que confundió el nombre del intelectual.

El Congreso Internacional de la Lengua Española es un encuentro entre las distintas Academias de la Lengua de todos los países de habla hispana, que se realiza cada tres años.

“Vuestro José Luis Borges, nuestro también por universal, dejó escrito que el idioma no es solo un instrumento de expresión y comunicación, sino una tradición y un destino”, dijo el monarca. A raíz de sus palabras, hubo diversas reacciones en redes sociales y los medios del país vecino salieron a aclarar el verdadero nombre del escritor.

Según el diario Clarín, Borges no se llama José Luis, pero tampoco Jorge Luis, como lo conocemos actualmente. El medio cuenta que el erudito fue registrado en el Registro Civil argentino en agosto de 1899, bajo el nombre de Jorge Francisco Isidoro. Jorge por su padre, Francisco por su abuelo paterno e Isidoro por el abuelo materno.

En ese registro “Luis” no aparece por ninguna parte. Alejandro Vaccaro, biógrafo del escritor, aclara en su libro que no se sabe por qué se omitió el nombre en ese entonces. Asimismo, asegura que el mismo

Borges dijo una vez que Luis provenía de su pariente uruguayo Luis Melián Lafinur. La publicación relata que en 1939 se realizó un juicio de sucesión tras la muerte de Jorge Guillermo, el padre de Borges.

Recién allí el escritor se dio cuenta que “Luis” no figuraba en sus registros. Tras percatarse de esto, el intelectual agregó legalmente el nombre al servicio público correspondiente, presentando su certificado de bautismo de 1900, en el que aparece como Jorge Francisco Isidoro Luis.