MercoPress, in English

Sábado, 25 de mayo de 2019 - 06:51 UTC

Piñera arenga a líderes y partidos conservadores de América Latina

Viernes, 22 de marzo de 2019 - 10:00 UTC
Piñera recordó que “hace diez años prácticamente todo nuestro continente estaba bajo la influencia de ideas equivocadas del Foro de Sao Paulo” Piñera recordó que “hace diez años prácticamente todo nuestro continente estaba bajo la influencia de ideas equivocadas del Foro de Sao Paulo”

El Presidente de Chile Sebastián Piñera realizó este jueves un claro llamado a los líderes y partidos de derecha en América Latina a defender la libertad y el respeto a los derechos humanos en sus países, con el objetivo de “contrarrestar” las ideas impulsadas por el socialismo del siglo XXI que a su juicio llevaron al fracaso a Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Durante su discurso en el Foro de Santiago, instancia organizada por Chile Vamos en la que convocaron a representantes de distintas colectividades y centros de estudio del sector a nivel regional, el Mandatario subrayó la necesidad que todos actúen de forma coordinada para derrotar las ideas que la izquierda ha permeado en los países del continente.

Tras referirse a la crisis política de Venezuela, Piñera recordó que “hace diez años prácticamente todo nuestro continente estaba bajo la influencia de ideas equivocadas del Foro de Sao Paulo, bajo el auspicio del Partido Comunista cubano y del Partido de los Trabajadores brasilero, que predicaba ideas que han fracasado en el mundo entero”.

“La caída de la Unión Soviética es la mejor expresión del fracaso del socialismo del siglo XX. Venezuela, Cuba, Nicaragua, son las mejores expresiones del fracaso del socialismo del siglo XXI y por esa razón, porque no hay mal que dure 100 años, yo estoy seguro que las dictaduras y especialmente la de Venezuela tiene los días contados”, indicó.

En ese contexto, el jefe de Estado aseguró que “hoy estamos sembrando una semilla para contrarrestar las malas enseñanzas y malas ideas que desgraciadamente se esparcieron y predominaron por nuestra América Latina proveniente del Foro de Sao Paulo y reemplazarlas por las ideas de la libertad, del respeto a las personas”.

“El Estado tiene que estar al servicio del bien común y de las personas, y no pretender utilizarlas o manipularlas en causas que todos sabemos que no solo han sido equivocadas, sino que solamente han llevado a dolor, sufrimiento y muerte donde quiera que ellas hayan sido aplicadas”, enfatizó.

A su juicio, “nosotros tenemos que jugar la misión que nos corresponde: Ser los guerreros, los ideólogos, los que defendemos nuestras ideas con convicción, con voluntad y con entusiasmo y de esa manera vamos a poder construir una América Latina y en cada uno de nuestros países sociedades más libres, prósperas y justas”.

Durante sus palabras, el gobernante se detuvo en la situación venezolana, señalando que “tenemos hoy dictaduras brutales y eso es algo que durante mucho tiempo los países de América Latina no supimos confrontar. 60 años en Cuba y más de dos décadas de una democracia que se fue transformando en una dictadura, como es el caso de Venezuela”.

“Porque Venezuela y Cuba, digámoslo con fuerza y claridad, son dictaduras. No hay libertades políticas, no se respetan los DD.HH., no hay separación de poderes, no hay libertad de expresión y hoy hemos conocido una triste noticia, que es el secuestro de Roberto Marrero, que es jefe de gabinete del presidente Juan Guaidó”, recalcó.

El presidente chileno subrayó que “una vez más la dictadura venezolana muestra su rostro más miserable y más perverso al mundo entero. Yo estuve en Cúcuta y mucha gente se pregunta qué se logró. Se logró muchas cosas. Unir, motivar y hacer renacer a la oposición democrática en Venezuela”.

“El mundo vio a un Presidente que intentaba ingresar ayuda humanitaria en forma pacífica, medicamentos y alimentos que el pueblo venezolano requería con urgencia. Y vio, por otra parte, a un dictador que reprimía en forma brutal a sus propios compatriotas y que mostraba el rostro más feo y miserable de esa dictadura”, concluyó.

Categorías: Política, América Latina, Chile.