MercoPress, in English

Sábado, 20 de abril de 2019 - 22:42 UTC

Uruguay y México convocan cumbre en Montevideo para encarar situación de Venezuela

Jueves, 31 de enero de 2019 - 10:01 UTC
La reunión el 7 de febrero en Montevideo intenta “sentar las bases para establecer un nuevo mecanismo de diálogo” que coadyuve a devolver la estabilidad y la paz La reunión el 7 de febrero en Montevideo intenta “sentar las bases para establecer un nuevo mecanismo de diálogo” que coadyuve a devolver la estabilidad y la paz

Los gobiernos de Uruguay y México, que han mantenido una posición más bien neutral y abierta al diálogo respecto de la grave situación que afecta a Venezuela, convocaron este miércoles a una cumbre con otros actores que conserven esta misma postura.

En un comunicado, ambos países afirmaron que “en virtud de la posición neutral que han adoptado frente a Venezuela, han decidido organizar una conferencia internacional con representantes de los principales países y organismos internacionales que han compartido esta posición frente a dicha situación”.

El propósito de esta reunión que se realizará el 7 de febrero en Montevideo es, aseguran los organizadores, “sentar las bases para establecer un nuevo mecanismo de diálogo que, con la inclusión de todas las fuerzas venezolanas, coadyuve a devolver la estabilidad y la paz en ese país”.

Todo esto, afirman, en respuesta al llamado del secretario general de la ONU, António Guterres, “de apostar por el diálogo frente a quienes niegan que exista esa posibilidad”. “Ambos gobiernos han adoptado una posición de no intervención, a la vez que han externado su preocupación por la situación de los derechos humanos en Venezuela. Por ello, han decidido convocar a un diálogo inclusivo y creíble que solucione de una vez por todas la delicada situación por la que atraviesan nuestros hermanos venezolanos”, agregaron.

Se espera que, de acuerdo a los organizadores, participen en la cita más de diez países y organismos internacionales que “deseen apostar por la diplomacia”. A diferencia de la mayoría de los países de la región, México y Uruguay han optado por no reconocer al opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela tras su proclamación el 23 de enero, en desmedro de Nicolás Maduro.

En ese sentido, ambos gobiernos han preferido hacer un llamado al diálogo para llegar a una solución consensuada.