MercoPress, in English

Miércoles, 26 de junio de 2019 - 08:18 UTC

 

 

Cae 11% llegada de turistas a Chile en 2018: la crisis argentina fue determinante

Jueves, 31 de enero de 2019 - 10:12 UTC
Según la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur), la caída está explicada en gran medida por una menor llegada de argentinos, un 25% menos Según la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur), la caída está explicada en gran medida por una menor llegada de argentinos, un 25% menos

En 2018 habrían arribado a Chile unos 5 millones 700 mil turistas extranjeros, lo que considera las llegadas oficiales al mes de noviembre más las estimaciones hechas por la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur) para diciembre, cifra que representa una caída de 11%, en relación al mismo período de 2017, año donde se alcanzó un récord de 6 millones 400 mil visitantes.

Según la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur), la caída está explicada en gran medida por una menor llegada de argentinos, un 25% menos, país que representa el principal mercado de turistas que visita Chile.

El turismo chileno depende fuertemente de Argentina, y si bien la participación de los vecinos ha bajado en los últimos meses, un 43% de los turistas que llegó a Chile en 2018, fue de esa nacionalidad. Otro aspecto que incidió en la baja experimentada, es que la base de comparación con el período anterior fue muy alta. Según Fedetur, “este resultado no sorprende”, pero “sí es un llamado a la atención”.

Al comparar con las cifras de los últimos años, las llegadas fueron similares a las de 2016, cuando el país recibió 5,6 millones de turistas y se logró duplicar las llegadas en 6 años. La vicepresidenta ejecutiva de Fedetur, Helen Kouyoumdjian, señaló que “como país y como industria debemos desplegar todos los esfuerzos que estén a nuestro alcance para revertir esta baja, potenciar nuestras ventajas que incentiven a los turistas extranjeros a visitar Chile y establecer las condiciones que nos hagan más competitivos como destino a nivel global”.

Los resultados negativos fueron contrarrestados, en cierta medida, con el arribo de turistas de otros países, que incrementaron sus llegadas, pero no fue suficiente para evitar un saldo negativo. “Nuestro objetivo en el mediano plazo es convertirnos en uno de los principales motores de la economía nacional”, dijo Helen Kouyoumdjian.

Los turistas de Estados Unidos registraron un aumento en las llegadas de un +4,5%, mientras que los canadienses un +7,0%, mexicanos un +3,8%, brasileros un +8%, europeos un +4% (Alemania +2,4%, Francia +3,5%, Inglaterra +6,4%, Italia +1,2% y España que cae un -0,5%), australianos un +1,5% y chinos un +14,1%.

“Si queremos que el turismo siga siendo un aporte a la economía nacional, es primordial tener una estrategia de promoción internacional con fuerte participación público-privada que logre evitar esta ralentización en las llegadas, y que permita un incremento de turistas de mercados estratégicos, que son los que más gastan y mayores divisas dejan en el país”, afirmó Kouyoumdjian.

A su vez el ingreso de divisas por turismo alcanzó en 2017 un poco más de US$4.200 millones, con lo cual la industria se situó en el cuarto lugar en exportación de bienes, y el primer lugar en exportación de servicios para Chile.

Mientras, según la Fedetur, el ingreso de divisas en 2018 será similar a lo observado en 2017, otros sectores económicos mostraron resultados muy positivos el año pasado en término de exportaciones, según cifras del Banco Central de Chile. “Nuestro objetivo en el mediano plazo es convertirnos en uno de los principales motores de la economía nacional, y para ello tenemos el enorme desafío de transformar al turismo en una industria desarrollada y sustentable, manteniendo el crecimiento constante del sector”, puntualizó la vicepresidenta ejecutiva de Fedetur Chile.

Categorías: Economía, Turismo, Argentina, Chile.