MercoPress, in English

Sábado, 20 de abril de 2019 - 22:47 UTC

Prosiguen operaciones de rescate en Minas Gerais: 58 muertos y 305 desparecidos

Lunes, 28 de enero de 2019 - 18:44 UTC
Las labores de rescate se prolongarán durante la noche, ya que los bomberos encontraron otro autobús con víctimas próximo al complejo minero de Vale Las labores de rescate se prolongarán durante la noche, ya que los bomberos encontraron otro autobús con víctimas próximo al complejo minero de Vale

El número de muertos tras la rotura de una represa minera en Brasil se elevó a 58, mientras que los desaparecidos ascendieron a 305, según confirmó este domingo la Defensa Civil de Minas Gerais.

A diferencia de otros días, las labores de rescate se prolongarán durante la noche, ya que los bomberos encontraron otro autobús con víctimas próximo a un área administrativa del complejo minero de la compañía Vale, la mayor productora y exportadora de hierro del mundo.

Las autoridades también actualizaron el número de desaparecidos, que pasó de 287 a 305 en las últimas horas, después de que fueran registrados más nombres por parte de algunos familiares, confirmaron las mismas fuentes.

“Mientras exista posibilidad de encontrar a alguien con vida, el bombero trabaja con ese foco. Vamos a buscar e intentar localizar personas con vida, aunque con el paso de tiempo la situación se va agravando”, reconoció en declaraciones a los periodistas el portavoz de la Defensa Civil de Minas Gerais, Flavio Godinho.

El portavoz de bomberos, el teniente Pedro Aihara, explicó que las búsquedas se vieron hoy “perjudicadas”, ya que fueron suspendidas algunas horas después de que se activaran las alarmas por el riesgo de rotura de un segundo dique del complejo minero. Los especialistas realizaron labores de drenaje y consiguieron retirar una gran parte del agua de la presa, por lo que, según Aihara, en estos momentos “no existe riesgo de rotura”.

Tras las alarmas que sonaron en la madrugada, fueron evacuadas cerca de 3.000 personas el domingo en diversas comunidades del municipio de Brumadinho (sureste), según confirmó el subteniente de los bomberos Gertel Vaz de Souza. Vaz aclaró que en un primer momento se estimó que unas 24.000 personas podrían llegar a ser desalojadas de sus hogares “en todas las áreas” de Brumadinho si no se consiguiera rebajar el riesgo de ruptura del dique, pero los profesionales consiguieron controlar la situación.

”El Ministerio Público de Minas Gerais fue al lugar (segundo dique) junto a una consultora externa y una buena parte ya fue drenada. La situación es mucho más segura y podemos trabajar con un mayor grado de seguridad mejor”, recalcó. Por ello, la mayoría de los evacuados este domingo han podido regresar a sus casas, de acuerdo con Flavio Santiago, portavoz de la Policía Militar.

Categorías: Medio ambiente, Brasil.