MercoPress, in English

Lunes, 17 de junio de 2019 - 19:07 UTC

Caso Odebrecht en Colombia rodeado de misteriosas muertes de personajes claves

Domingo, 30 de diciembre de 2018 - 08:09 UTC
Tanto el presidente Iván Duque como su predecesor, Juan Manuel Santos, lamentaron la muerte de Rafael Merchán, de 43 años Tanto el presidente Iván Duque como su predecesor, Juan Manuel Santos, lamentaron la muerte de Rafael Merchán, de 43 años
Santos lo consideró una “gran persona y excelente funcionario”. A las condolencias se sumaron otras importantes figuras del mundo político colombiano. Santos lo consideró una “gran persona y excelente funcionario”. A las condolencias se sumaron otras importantes figuras del mundo político colombiano.
Merchán fue secretario de Transparencia e iba a rendir su testimonio en una de las investigaciones sobre los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht Merchán fue secretario de Transparencia e iba a rendir su testimonio en una de las investigaciones sobre los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht

Rafael Merchán, ex secretario de Transparencia de la Presidencia de Colombia que estaba próximo a convertirse en testigo del caso Odebrecht, ha sido hallado muerto en su casa de Bogotá. Las autoridades están investigando las causas de su fallecimiento.

Tanto el presidente Iván Duque como su predecesor, Juan Manuel Santos, lamentaron la muerte de Merchán, de 43 años, y transmitieron sus condolencias a la familia. Duque lo calificó como “buen amigo y joven funcionario”, y Santos lo consideró una “gran persona y excelente funcionario”. A las condolencias se sumaron otras importantes figuras del mundo político colombiano.

Abogado y politólogo de la Universidad de Los Andes, Merchán fue secretario de Transparencia —una suerte de zar anticorrupción— y cónsul durante el Gobierno de Santos (2010-2018). El ex funcionario iba a rendir su testimonio en una de las investigaciones sobre los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht en Colombia. En concreto, en el proceso penal contra el ex presidente de la Asociación Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, en el que se anticipaba que iba a declarar en su favor.

Andrade, que también es ciudadano estadounidense y asegura ser víctima de una persecución, está acusado de los delitos de “interés indebido en la celebración de contratos, en calidad de autor; ocultamiento, alteración o destrucción de elementos materiales probatorios, como coautor; y falso testimonio”.

A principios de este mes, un juez avaló el testimonio de Merchán en el caso Odebrecht a petición de la defensa de Andrade. El juzgado también aceptó acoger las versiones de otros funcionarios, como el propio Juan Manuel Santos, el ex vicepresidente Germán Vargas Lleras y el fiscal Néstor Humberto Martínez.

Merchán es el segundo testigo del caso Odebrecht que aparece muerto, tras Jorge Enrique Pizano, interventor de una concesionaria de la constructora brasileña. La muerte repentina tras sufrir un infarto de Pizano, principal testigo del caso en Colombia, vino acompañada esa misma semana de noviembre del envenenamiento de su hijo Alejandro Ponce de León, que falleció tras beber de una botella que encontró en el escritorio de su padre y que contenía cianuro.

Esas muertes ensombrecieron las pesquisas de un escándalo que se remonta a la financiación de las campañas presidenciales del 2010 y 2014 y sometieron a una enorme presión al fiscal Martínez, al que diversas voces han pedido su renuncia por los conflictos de interés que se le pueden presentar en el caso Odebrecht.

Tras la muerte de Pizano se conocieron grabaciones de 2015 en las que le transmitía al fiscal Martínez sus sospechas sobre posibles irregularidades. Martínez, para entonces abogado del conglomerado bancario Grupo Aval, que intervino en ese proyecto, se limitó a cumplir, según sus palabras, una función de “mensajería”. Después, como fiscal, optó por inhibirse en algunas de las líneas de investigación del caso Odebrecht.

Varios desarrollos del caso Odebrecht se han precipitado en diciembre. La inhibición de Martínez llevó al nombramiento de un fiscal ad hoc para tres de las múltiples líneas de investigación. Leonardo Espinosa, decano de Derecho de la universidad Sergio Arboleda de Bogotá, fue elegido hace dos semanas de una terna que el presidente Duque envió a la Corte Suprema de Justicia.

 

Categorías: Política, América Latina.