MercoPress, in English

Martes, 16 de julio de 2019 - 21:15 UTC

 

 

Cuba en default en sus pagos a empresas e importaciones desde Brasil

Jueves, 27 de diciembre de 2018 - 05:38 UTC
En los próximos días el Tesoro de Brasil sufragará los seis millones restantes para resarcir al BNDES por el incumplimiento de La Habana En los próximos días el Tesoro de Brasil sufragará los seis millones restantes para resarcir al BNDES por el incumplimiento de La Habana

El Gobierno brasileño congeló la concesión del seguro de crédito a nuevas exportaciones debido al impago de países como Cuba. Según dio a conocer Folha de Sao Paulo, en junio venció el plazo para que La Habana pagara US$ 10 millones, de los cuales solo ingresó finalmente cerca de cuatro.

En los próximos días el Tesoro de Brasil sufragará los seis millones restantes para resarcir al BNDES (Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social) por el incumplimiento de La Habana.

Cuba, al igual que naciones como Venezuela y Mozambique, contrató constructores brasileños para realizar obras de infraestructura durante los gobiernos de Lula da Silva y Dilma Rousseff.

La publicación recordó que entre ellas estuvo el Puerto de Mariel, cuya modernización corrió a cargo de la empresa Odebrecht, acusada después de corrupción. Este año un tribunal calificó de ilegales los descuentos de US$ 68 millones en concepto de intereses, a los préstamos concedidos por el BNDES para el proyecto cubano.

Gracias al seguro de crédito a la exportación, los países citados adquirieron también autobuses, bienes industriales y alimentos, todo a pagar a plazos. Las deudas no fueron saldadas y Brasil dejó entonces de pagar el financiamiento del BNDES, el cual era asegurado por el Fondo de Garantía a las Exportaciones, que emplea recursos del Tesoro para reparar posibles impagos.

Para cubrir el incumplimiento, en 2019 el Gobierno federal deberá gastar unos US$ 383 millones, con lo cual no habrá dinero para asegurar nuevas operaciones de crédito de exportaciones. La medida afecta principalmente a las pequeñas y medianas empresas que ahora perderán capacidad de competición.

Según informó una misión brasileña que visitó Cuba en octubre, al cierre de diciembre la deuda total atrasada de 2018 superará los 100 millones de dólares.