MercoPress, in English

Martes, 23 de julio de 2019 - 20:13 UTC

 

 

Banco Central Europeo ratifica el fin de su plan de inyección masiva de liquidez

Viernes, 14 de diciembre de 2018 - 10:15 UTC
El BCE pondrá fin a la compra de deuda pública y privada, el programa conocido como “quantitative easing” (QE), cuando termine el mes de diciembre El BCE pondrá fin a la compra de deuda pública y privada, el programa conocido como “quantitative easing” (QE), cuando termine el mes de diciembre
Las sumas inyectadas en la economía desde octubre representaban sólo 15.000 millones de euros mensuales. Las sumas inyectadas en la economía desde octubre representaban sólo 15.000 millones de euros mensuales.

El Banco Central Europeo (BCE) ratificó el jueves el fin, para cuando termine el año, de su histórico programa de compra neta de activos iniciado en 2015 para estimular la economía y a través del cual inyectó 2,6 billones de euros en la economía.

Luego de su reunión mensual, los gobernadores del BCE decidieron además mantener sin cambios “al menos hasta el verano 2019” sus principales tasas de interés. Como lo había anunciado en junio, el BCE pondrá fin a la compra de deuda pública y privada, el programa conocido como “quantitative easing” (QE), cuando termine el mes de diciembre. Las sumas inyectadas en la economía desde octubre representaban sólo 15.000 millones de euros mensuales.

La entidad pone fin así a su principal herramienta de su arsenal anti-crisis, que sin duda evitó una deflación en la zona Euro y una recesión mayor cuando el bloque de la moneda única apenas se recuperaba de la crisis de la deuda. El BCE inyectó con este programa unos 2,6 billones de Euros en el mercado. No obstante, la entidad anunció que renovará “durante un periodo prolongado que irá más allá de la primera alza de tasas” de los títulos que lleguen a vencimiento, manteniendo así las condiciones de financiamiento favorables para no poner en peligro la reactivación en momentos en que los riesgos se acumulan, indicó la entidad.

Como estaba previsto, la principal tasa de refinanciamiento quedó sin cambios, en cero, y los bancos seguirán pagando intereses negativos de 0,40% por el excedente que depositen en la entidad, según el comunicado del BCE. El BCE planea mantener sus tasas sin cambios “al menos hasta el verano de 2019”, pero el cambio de política debería precisarse el año próximo.

Queda en suspenso saber cuándo la institución subirá sus tasas por primera vez desde 2011. El calendario divide a los miembros del consejo de gobernadores. Dada la incertidumbre que se acumula sobre el crecimiento en la zona Euro los observadores anticipan una primera alza a partir de 2020, esto es luego de terminado el mandato del presidente del BCE, Mario Draghi, en octubre de 2019.

Categorías: Economía, Internacional.