MercoPress, in English

Miércoles, 1 de diciembre de 2021 - 07:28 UTC

 

 

Incendios en California: fidelidad canina a pesar del desastre

Miércoles, 12 de diciembre de 2018 - 09:24 UTC
Madison, un perro mezcla de pastor de Anatolia, estaba ahí esperando cuando a Andrea Gaylord se le permitió ingresar al destruido sitio donde estaba su casa Madison, un perro mezcla de pastor de Anatolia, estaba ahí esperando cuando a Andrea Gaylord se le permitió ingresar al destruido sitio donde estaba su casa

Un perro que sobrevivió al devastador incendio que afectó al norte de California el mes pasado, protegió las ruinas de su casa hasta que sus dueños regresaron al lugar, casi un mes después. Madison, un perro mezcla de pastor de Anatolia, estaba ahí esperando cuando a Andrea Gaylord se le permitió ingresar al destruido sitio, afectado por el incendio que popularmente se conoció como “Camp Fire”.

Gaylord huyó cuando estalló el siniestro el pasado 8 de noviembre, siendo uno de los eventos de este tipo más devastadores registrados en el último tiempo en ese territorio estadounidense. La mujer solicitó a rescatistas de animales que fueran hasta el lugar donde alguna vez estuvo su casa, para que buscaran a su mascota, y varios días después, pudo ser vista por Shayla Sullivan, quien respondió a la petición de Gaylord.

Según explicó Sullivan, Madison se mostró distante, lo que solo permitió que le dejara agua y comida. Durante todo este tiempo mantuvieron al perro así, hasta que el miércoles pasado, Gaylord recibió la autorización para ingresar a la zona afectada por las llamas, y donde su mascota esperaba pacientemente. Según indicó la mujer, Sullivan también le ayudó a encontrar al hermano de Madison, Miguel, el que había sido llevado a un refugio a 217 km de distancia, en los confusos momentos posteriores al gran incendio forestal.

”Si (los evacuados) no pueden estar allí, yo lo haré y no voy a renunciar a su animal hasta que puedan volver a entrar“, dijo Sullivan. Los perros se reunieron el viernes cuando Gaylord regresó a la propiedad con Miguel y le trajo a Madison su regalo favorito: unas galletas integrales saladas, muy populares en Estados Unidos.

Tal como indicó Gaylord a ABC10, ella no podría pedir una mejor mascota que Madison. ”Imagine la lealtad de mantenerse en las peores circunstancias y estar aquí esperando. Su trabajo instintivo es cuidar los rebaños y nosotros somos parte de ellos. Es un sentimiento reconfortante“, dijo. Sullivan por su parte, escribió en Facebook: ”(Madison) se había quedado para proteger lo que quedó de su casa y nunca se rindió. ¡Estoy tan feliz que estoy llorando mientras escribo esto! ¡Nunca se rindió ante la tormenta o el fuego! ¡Debió ser para él un laaargo mes!”

Categorías: Política, Estados Unidos.