MercoPress, in English

Lunes, 23 de mayo de 2022 - 14:13 UTC

 

 

Las tarjetas de crédito no son bienvenidas en muchas gasolineras argentinas

Martes, 13 de noviembre de 2018 - 19:42 UTC
Carlos Gold insinuó que otras estaciones de servicio podrían comenzar a rechazar las tarjetas de crédito en breve Carlos Gold insinuó que otras estaciones de servicio podrían comenzar a rechazar las tarjetas de crédito en breve

Según se informó el martes, entre 800 y 1,000 gasolineras argentinas ya no aceptan tarjetas de crédito en protesta por el tiempo que deben esperar antes de que el pago real se registre, en el contexto inflacionario del país.

De acuerdo con la Confederación de Entidades Comerciantes de Hidrocarburos (Cecha), que abarca alrededor de 3,700 estaciones en todo el país, con las tasas de interés actuales y la inflación, además de las comisiones cobradas por los emisores de tarjetas de crédito, aceptarlas no es bueno para el negocio.

Las negociaciones para revertir esta tendencia comenzaron en diciembre pasado, pero hasta ahora no han tenido éxito.

Pero mientras que las tarjetas de crédito no son bienvenidas, sì lo son las tarjetas de débito por las cuales el dinero se transfiere instantáneamente de la cuenta del comprador a la del vendedor, en virtud de la disposiciòn de la agencia impositiva AFIP que obliga que se acepte al menos un medio de pago electrónico.

A las empresas se les cobra una comisión del 1% cuando usan tarjetas de débito, mientras que las tarjetas de crédito implican comisiones entre 1.3 y 1.5%.

“El margen de ganancia de una estación de servicio está entre el 9% y el 12%. Por lo tanto, la comisión representa entre el 13% y el 20% de la rentabilidad total”, explicó Carlos Gold de Cecha.

Las gasolineras pagan una comisión más pequeña en comparación con otros comercios que abonan un 2,35% cuando usan una tarjeta de crédito. Pero a partir del 1 de enero esto subirá a 2.1% para los minoristas de gasolina.

Gold explicó que demora 18 días hábiles el cobro efectivo de las ventas de gasolina con tarjeta de crédito, lo que equivale a 28 días consecutivos. Los períodos son “más cortos en cualquier otro lugar del mundo”, dijo Gold, quien solicitó una reducción a un máximo de 21 días “como un gesto de buena voluntad” por parte de las compañías de emisoras del plástico.

Con una inflación mensual del 5%, Gold explicó que el estado actual de las cosas no era rentable el uso de tarjetas de crédito y que no podía descartar que más estaciones siguieran el mismo camino en los próximos días.

Categorías: Economía, Política, Argentina.