MercoPress, in English

Martes, 18 de enero de 2022 - 05:32 UTC

 

 

Lula seguirá en prisión; mayoría de STF rechazó recurso de la defensa

Jueves, 10 de mayo de 2018 - 09:12 UTC
La solicitud ha sido rechazada con tres votos: Gilmar Mendes, Luiz Edson Fachin y José Antonio Dias Toffoli, en la Sala Segunda del STF, integrada por cinco jueces La solicitud ha sido rechazada con tres votos: Gilmar Mendes, Luiz Edson Fachin y José Antonio Dias Toffoli, en la Sala Segunda del STF, integrada por cinco jueces
Los abogados de Lula han vuelto a manifestar que Sergio Moro, el juez que ordenó la detención del exmandatario, se excedió de sus funciones al tomar tal decisión. Los abogados de Lula han vuelto a manifestar que Sergio Moro, el juez que ordenó la detención del exmandatario, se excedió de sus funciones al tomar tal decisión.

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil rechazó el miércoles el recurso presentado por la defensa del expresidente brasileño Lula da Silva, en el que se demandaba su puesta en libertad tras cumplir más de un mes de prisión por un supuesto caso de corrupción.

La solicitud de puesta en libertad del exmandatario brasileño ha sido rechazada con tres votos —los de Gilmar Mendes, Luiz Edson Fachin y José Antonio Dias Toffoli—, en la Sala Segunda del STF, que estaba integrada por un total de cinco jueces; no obstante, tal decisión no se ratificará hasta que no se pronuncien los magistrados Ricardo Lewandowski y José Celso de Mello.

Estos dos magistrados tienen de plazo hasta este jueves para hacer pública su opinión sobre el recurso, cuya discusión se trasladó al plenario virtual del tribunal.

Por su parte, los abogados de Lula da Silva han vuelto a manifestar que el juez Sergio Moro, que fue el magistrado que ordenó la detención del exmandatario brasileño, se excedió de sus funciones al tomar tal decisión.

Además, los letrados han insistido en que el STF debe concederle la libertad al líder del Partido de los Trabajadores (PT) hasta que se fundamente con pruebas su detención.

Lula da Silva fue condenado el pasado 4 de abril a doce años y un mes de prisión, en segunda instancia, por supuesta corrupción asociada al caso Lava Jato y por haber percibido presuntos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de contratos públicos.

Desde el encarcelamiento del expresidente brasileño el 8 de abril, sus partidarios han iniciado una vigilia permanente frente a la sede de la Policía Federal en Curitiba (Sur), a la que se están sumando brasileños procedentes de diferentes zonas del país. Apoyan a Lula da Silva y rechazan la decisión del STF en la que se le negó, con seis votos en contra y cinco a favor, el recurso de habeas corpus presentado por su defensa.

Categorías: Política, Brasil.