MercoPress, in English

Sábado, 22 de enero de 2022 - 06:32 UTC

 

 

Melania Trump obtuvo en 2001 una “visa Einstein” por sus “habilidades extraordinarias”

Sábado, 3 de marzo de 2018 - 10:26 UTC
En 2001, Melania obtuvo una “green card” en el programa élite EB-1, diseñado para investigadores académicos, ejecutivos de empresas, atletas olímpicos En 2001, Melania obtuvo una “green card” en el programa élite EB-1, diseñado para investigadores académicos, ejecutivos de empresas, atletas olímpicos

La belleza de la primera dama Melania Trump podría ser considerada extraordinaria, pero ¿es suficiente para otorgarle una visa EB-1 reservada para gente con habilidades únicas? Pero continúa la polémica sobre cómo la esposa del presidente Donald Trump logró la residencia legal permanente o “green card” y luego la ciudadanía en los Estados Unidos.

 El Washington Post cuestionó que se le asignara la visa para personas con “habilidades extraordinarias”, sobre todo porque sus únicas credenciales de “alto rango” incluían desfiles en Europa, un anuncio de cigarrillos Camel en Times Square y, en su mayor trabajo en ese momento, un lugar en la edición de traje de baño de Sports Illustrated, que la presentaba en la playa en bikini.

En marzo de 2001, se le concedió una “green card” en el programa élite EB-1, que fue diseñado para investigadores académicos de renombre, ejecutivos de empresas multinacionales o aquellos en otros campos, como atletas olímpicos y actores ganadores del Oscar, que han sido aclamados a nivel internacional.

“Lo llamamos la visa Einstein”, dijo Bruce Morrison, un ex congresista demócrata y presidente del subcomité de la Cámara que escribió la Ley de Inmigración de 1990 que define el EB-1. El año en que ella obtuvo su residencia legal, sólo cinco personas de Eslovenia recibieron tarjetas de residencia bajo el programa EB-1, según el Departamento de Estado.

En total, de las más de un millón de ese tipo de “green cards” emitidas en 2001, solo 3,376, es decir una fracción del uno por ciento, se dieron a inmigrantes con “habilidades extraordinarias”, según las estadísticas del gobierno.

Con esa decisión, la Primera Dama pudo patronizar el arribo de sus padres a EE.UU., en medio de la polémica desatada por el presidente Trump por restringir lo que llama “inmigración en cadena”.

Categorías: Política, Estados Unidos.