MercoPress, in English

Miércoles, 26 de enero de 2022 - 11:40 UTC

 

 

Francia solo autorizará la venta de huevos de gallinas felices, criadas en libertad

Miércoles, 21 de febrero de 2018 - 10:37 UTC
El ministro de agricultura Stephane Travert, confirmó la puesta en marcha de un compromiso anunciado por el entonces candidato presidencial Emmanuel Macron El ministro de agricultura Stephane Travert, confirmó la puesta en marcha de un compromiso anunciado por el entonces candidato presidencial Emmanuel Macron

Las tendencias de alimentación saludable y de preocupación por el bienestar de los animales han calado hondo en Francia. Es por ello que el gobierno decidió cumplir una de sus promesas de campaña más recordadas en esta materia, la que provocará un cambio radical en uno de sus productos estrella a nivel europeo.

Esta semana el ministro de agricultura galo, Stephane Travert, confirmó la puesta en marcha de un compromiso anunciado por el entonces candidato a la presidencia Emmanuel Macron, señalando que “a partir de 2022 todos los huevos frescos vendidos en Francia procederán de gallinas que vivan al aire libre y no encerradas en jaulas”.

A nivel continental, Francia es el mayor productor de huevos, con una industria que mueve más de US$17.368 millones al año. Sin embargo, según los últimos sondeos, el 90% de los franceses dicen estar a favor de la prohibición de las granjas destinadas a la producción industrial de huevos, las que no solo han sido cuestionadas por las precarias condiciones en las que se mantiene a los animales -en espacios bastante reducidos y sin luz natural en la mayoría de los casos- sino que también han recibido críticas de la comunidad científica, debido a que los riesgos para la salud de las gallinas podrían terminar traspasándose a los consumidores.

Algunas cadenas de supermercados en Francia se han adelantado a la entrada en vigor de esta propuesta -aún por aprobar- y solo venden huevos procedentes de criaderos al aire libre. No obstante, su producción en masa en criadores con jaulas no se detendrá en Francia, pues se seguirán utilizando para los productos transformados a base de huevos.

Categorías: Agricultura, Internacional.