MercoPress, in English

Domingo, 2 de octubre de 2022 - 09:20 UTC

 

 

OTPCE, el organismo que ayudó a develar el misterio del ARA San Juan

Viernes, 24 de noviembre de 2017 - 06:44 UTC
Las estaciones hidroacústicas de las islas de Ascensión y Crozet registraron el violento evento descrito como explosión en la zona donde navegaba el submarino Las estaciones hidroacústicas de las islas de Ascensión y Crozet registraron el violento evento descrito como explosión en la zona donde navegaba el submarino

La Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (OTPCE), el organismo que detectó la explosión del submarino ARA San Juan, reveló que las señales por las cuales se registró el suceso fueron difícil identificar debido a que fueron demasiado leves.

 “El planeta produce ruidos todo el tiempo. Es un desafío filtrar sonidos relevantes del ruido”, sostuvo a la portavoz del OTPCE, Elisabeth Waechter, en Viena. En ese sentido, desde el organismo precisaron que envió “los detalles a las autoridades argentinas para colaborar en la búsqueda del sumergible”.

Las estaciones hidroacústicas de las islas de Ascensión y Crozet (Indico sur) registraron el violento evento descrito como una explosión en la zona donde navegaba el submarino ARA “San Juan”, desaparecido el 15 de noviembre en el Atlántico Sur, informó la OTPCE.

“El 15 de noviembre de 2017 dos estaciones hidroacústicas de la OTPCE detectaron una señal inusual cerca de la última posición conocida del submarino ARA 'San Juan' desaparecido”, indicó el organismo en un comunicado.

La señal de “un evento impulsivo submarino” fue captada por las estaciones HA10, en la isla de Ascensión, y HA04, en Crozet, precisó. El evento, registrado tres horas después de la última comunicación desde el submarino, fue localizado a 46,12 S grados de latitud y 59,69 W grados de longitud.

Estas estaciones hidroacústicas integran el Sistema Internacional de Monitoreo del OTPCE, que observa el planeta de forma continua en búsqueda de señales de explosiones nucleares.

Justamente fue el embajador argentino en Austria Dr. Rafael Mariano Grossi quien lo es además ante los organismos dependientes de la Organización Internacional de Energía Atómica, de la cual depende la OTPCE quien habría solicitado una revisión de las grabaciones de los últimos días, donde saltó el descubrimiento de la explosión, coincidente con la información que horas antes había adelantado la Marina de Estados Unidos.

Categorías: Política, Argentina.