MercoPress, in English

Lunes, 4 de julio de 2022 - 05:45 UTC

 

 

Banco central de Chile deja tasa de interés básica en 2.5%

Jueves, 16 de noviembre de 2017 - 18:40 UTC
El ente rector señaló que ”en el plano externo, las cifras de actividad del tercer trimestre son coherentes con un escenario de mayor dinamismo El ente rector señaló que ”en el plano externo, las cifras de actividad del tercer trimestre son coherentes con un escenario de mayor dinamismo
El precio del petróleo aumentó en las últimas semanas y el del cobre tuvo un leve descenso, aunque sigue en niveles superiores a los previstos El precio del petróleo aumentó en las últimas semanas y el del cobre tuvo un leve descenso, aunque sigue en niveles superiores a los previstos

En su reunión de política monetaria, el Consejo del Banco Central de Chile evitó sorprender al mercado y acordó, por sexto mes consecutivo, mantener la tasa de interés de política monetaria en 2,5%.

 En su comunicado, el ente rector señaló que “en el plano externo, las cifras de actividad del tercer trimestre son coherentes con un escenario de mayor dinamismo. El precio del petróleo aumentó en las últimas semanas y el del cobre tuvo un leve descenso, aunque sigue en niveles superiores a los previstos”.

Por la otra parte, en el plano interno, “la inflación de octubre, 0,6%, se ubicó por sobre lo esperado, revirtiendo parcialmente la sorpresa negativa del mes anterior”.

Dado lo anterior, el instituto emisor destacó que la variación anual del IPC aumentó a 1,9%, por lo que “las expectativas de inflación a plazos cortos se mantienen bajas y las de mediano plazo no tuvieron mayores cambios. El Central, consignó también que ”las cifras de actividad conocidas desde la publicación del IPoM de septiembre son coherentes con el escenario base y el impulso monetario allí delineado“.

Sin embargo, ”la inflación seguirá baja en el corto plazo, situación que podría retrasar su convergencia a la meta en el horizonte de dos años“, puntualizó.

Dado el escenario global expuesto, el ente rector enfatizó: ”El Consejo evaluará con especial atención este riesgo, ya identificado en el IPoM, cuya materialización requeriría ajustar la TPM”. Al mismo tiempo, reafirma su compromiso de conducir la política monetaria con flexibilidad, de manera que la inflación proyectada se ubique en 3% en el horizonte de dos años.