MercoPress, in English

Miércoles, 20 de octubre de 2021 - 01:17 UTC

 

 

Falklands recibe una Rosa para la Paz de estudiantes argentinos

Viernes, 20 de octubre de 2017 - 06:23 UTC
La Rosa de la Paz hecha con vainas de proyectiles, y que fuera recibida por John Fowler en nombre de las tres víctimas civiles del conflicto de 1982 La Rosa de la Paz hecha con vainas de proyectiles, y que fuera recibida por John Fowler en nombre de las tres víctimas civiles del conflicto de 1982
El grupo del Colegio Don Bosco de Ensenada, previo a su partida para el viaje a las Islas Falkland El grupo del Colegio Don Bosco de Ensenada, previo a su partida para el viaje a las Islas Falkland

Entre los muchos visitantes que recibieron las Islas Falkland esta semana se cuenta un grupo de adolescentes del Colegio Don Bosco de Ensenada, el cual rindió homenaje a los caídos en los dos cementerios, (argentino y británico) legados del conflicto de 1982, a la vez que hizo entrega simbólica de una Rosa de la Paz, trabajada con vainas de proyectiles, y dedicada a la memoria de las únicas tres víctimas civiles de la guerra.

 En el primer día de la visita a las Islas, los estudiantes estuvieron en el cementerio argentino de Darwin y el británico que se encuentra en San Carlos. Posteriormente el grupo cuya visita fue organizada conjuntamente con la embajada británica en Buenos Aires, asistió a una presentación sobre las Falklands realizada por el Departamento de Políticas Públicas del gobierno de las Islas.

El día siguiente el grupo se reunió en el Museo Histórico de Stanley en el muelle, para apreciar un video titulado “A través de los ojos de los niños”. El video es una recolección de testimonios de las experiencias, en sus propias palabras, de los niños en aquel entonces que estaban en las Islas durante la ocupación y liberación de las Falklands.

Tras la presentación, los estudiantes argentinos hicieron entrega de una rosa y tallo trabajados con el mental de vainas de proyectiles, obra del reconocido orfebre argentino Juan Carlos Pallarols.

En las hojas de la ramita de la rosa están labrados los nombres de las tres mujeres, civiles, muertas en Stanley en la noche del 11 a 12 de junio de 1982, como resultado de un bombardeo accidental de un buque de la Marina Real.

La rosa fue recibida por John Fowler, residente de las Islas, y en cuya casa ocurrió la tragedia. John aprovechó la oportunidad para hablar a los estudiantes sobre la experiencia de los civiles en esos tiempos tan trágicos como miserables, a la vez que recordar la memoria de las tres damas, Mary Goodwin, Doreen Bonner y Susan Whitley.

La rosa obsequiada es una de otras tantas ya realizadas como parte de un movimiento internacional conocido como Dos Rosas para la Paz. El propósito es rendir tributo a las víctimas de todas las guerras y para “simbólicamente invocar un deseo de paz universal”.

Una de esas “rosas para la paz” ya está en exposición en el Museo Imperial de Guerra sito en Londres. (Penguin News).