MercoPress, in English

Viernes, 19 de agosto de 2022 - 15:04 UTC

 

 

Delator delatado: JBS habría financiado campaña para remover a Dilma Rousseff

Lunes, 5 de junio de 2017 - 23:08 UTC
Elsinho Mouco, el publicitario de Temer desde hace 15 años, confirmó a O Estado de S.Paulo que recibió unos 100.000 dólares de Joesley Batista, dueño de JBS Elsinho Mouco, el publicitario de Temer desde hace 15 años, confirmó a O Estado de S.Paulo que recibió unos 100.000 dólares de Joesley Batista, dueño de JBS
“Vamos a derribar a esa mujer”, le dijo Batista a Mouco en mayo de 2016 y le dio 300.000 reales en efectivo, equivalentes a casi 100.000 dólares “Vamos a derribar a esa mujer”, le dijo Batista a Mouco en mayo de 2016 y le dio 300.000 reales en efectivo, equivalentes a casi 100.000 dólares
Batista es el empresario que grabó a Temer, a quien dijo que financiaba desde 2010 con desembolsos anuales ilegales para el PMDB Batista es el empresario que grabó a Temer, a quien dijo que financiaba desde 2010 con desembolsos anuales ilegales para el PMDB
Según Batista, Temer le pidió financiar un proyecto para mejorar su imagen en las redes sociales. Para ello Mouco fue convocado a la residencia del empresario Según Batista, Temer le pidió financiar un proyecto para mejorar su imagen en las redes sociales. Para ello Mouco fue convocado a la residencia del empresario

Un publicitario del presidente de Brasil, Michel Temer, confesó que el titular del grupo empresarial JBS le pagó una campaña de marketing para “derribar” a la mandataria Dilma Rousseff y así permitir el ascenso del entonces vicepresidente y actual mandatario, hoy contra las cuerdas por acusaciones de corrupción.

 Lo reveló Elsinho Mouco, el publicitario de Temer desde hace 15 años, al confirmar al diario O Estado de S.Paulo que recibió unos 100.000 dólares de Joesley Batista, dueño del grupo JBS, hoy delator y colaborador de la justicia.

“Vamos a derribar a esa mujer”, le dijo Batista a Mouco en mayo de 2016 y le dio 300.000 reales en efectivo, equivalentes a casi 100.000 dólares, según reveló el propio asesor de Temer.

Batista es el empresario que grabó a Temer, a quien dijo que financiaba desde 2010 con desembolsos anuales ilegales para el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), el PT y otros partidos con representación legislativa. La revelación del publicitario coincide con la delación de Batista ante la fiscalía.

Según Batista, Temer le pidió financiar un proyecto para mejorar su imagen en las redes sociales. Entonces, Mouco fue convocado a la residencia del empresario en la ciudad de San Pablo, según narró el publicista al periódico.

“El me llamó y para mi sorpresa comenzó a llamar a Dilma ingrata, grosera e incompetente; tenemos que sacarla, me dijo”, relató el publicista.

En su delación, Batista dijo que aportó sobornos por 10 millones de dólares para elegir como presidente de la Cámara de Diputados en 2015 a Eduardo Cunha, cerebro de la caída de Rousseff y mantenido hasta marzo por Batista.

La revelación del publicitario se conoció un día después de la detención del ex asesor de Temer Rodrigo Rocha Loures, filmado tras recibir una valija con 500.000 reales supuestamente a pedido de Temer en la conversación grabada por el dueño del mayor frigorífico del mundo.

El fiscal general, Rodrigo Janot, según la prensa local, prepara una denuncia formal contra Temer, por ahora investigado por el Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema) por corrupción, obstrucción de la justicia y lavado de dinero.

“En 2016 empresarios, corporaciones patronales, mucha gente quería el impeachment de Dilma; algunos contrataron escenarios y montaje para los actos, otros pagaron por banderas, oficinas de prensa; hubo gente que compró la camiseta de la selección brasileña; Joesley estaba en esa lista y se ofreció para bancar las redes digitales”, dijo Mouco.

Batista y el grupo JBS delataron el pago legal e ilegal de más de 1.800 campañas políticas, pero la grabación contra Temer y el senador suspendido Aecio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) abrieron la crisis que pusieron al presidente en una situación que parece sin retorno.

Temer deberá someterse esta semana al Tribunal Superior Electoral que puede destituirlo en caso de que sea culpable de irregularidades en sus cuentas de campaña.

El diario O Globo, que reclama la renuncia del mandatario para que continúe sin obstáculos el ajuste económico que depende del Congreso, informó que Temer dijo que para sacarlo del gobierno “tendrán que matarme”, supuestamente en una charla con el jefe del Senado, Eunicio Oliveira.

Temer asumió en forma interna el 12 de mayo de 2016 y luego en forma definitiva el 31 de agosto, luego que el Senado condenara a Rousseff con la destitución luego de su juicio político y el cambio de rumbo del PMDB, que se alió a la antigua oposición comandada por Aecio Neves.

Categorías: Política, Brasil.