MercoPress, in English

Sábado, 26 de noviembre de 2022 - 21:49 UTC

 

 

Nuevo desafío para Macron: uno de cada tres franceses votó en blanco o se abstuvo

Martes, 9 de mayo de 2017 - 12:10 UTC
Según los resultados primarios la abstención alcanzó un 24,52%, cifra más elevada que en la primera vuelta (22,63%) y la más alta registrada en Francia desde 1969 Según los resultados primarios la abstención alcanzó un 24,52%, cifra más elevada que en la primera vuelta (22,63%) y la más alta registrada en Francia desde 1969

Uno de cada tres franceses votó en blanco o se abstuvo este domingo en las elecciones presidenciales ganadas por el centrista Emmanuel Macron contra la candidata de extrema derecha Marine Le Pen, un nivel sin precedentes desde 1969.

 Según los resultados primarios del ministerio del Interior sobre 99% de los electores, la abstención alcanzó un 24,52%, cifra más elevada que en la primera vuelta (22,63%) y la más alta registrada en Francia desde 1969 (31,4%).

Además de la abstención elevada, el ministerio señaló la cantidad récord de votos en blanco y anulados, que se acercan al 12% de los votantes o 9% de los inscriptos.

“Eso significa que en total, uno de cada tres franceses optó por no escoger a ninguno de los dos candidatos. Es realmente mucho para una elección presidencial”, indicó Anne Jadot, profesora de ciencias políticas de la Universidad de Lorena.

Por primera vez desde 1969, la participación en la segunda vuelta es inferior a la de la segunda.

“La presencia de la extrema derecha en la segunda vuelta no provocó una movilización fuera de lo común con relación a la primera vuelta, contrariamente a lo que había sucedido en 2002. No hubo efecto de conmoción porque su presencia era previsible”, agrega Jadot.

En 2002, la abstención había sido récord en la primera vuelta (28,4%). Pero la presencia en la segunda de Jean-Marie Le Pen, padre de Marine y fundador del Frente Nacional, había luego movilizado masivamente a los electores, provocando una caída de la abstención al 20,3%.

Está previsto que la transmisión de mando se realice el próximo domingo 14 de mayo cuando concluye el mandato de Francois Hollande, pero se abre la segunda etapa del desafío para Macron con las elecciones legislativas de junio, cuando En Marche deberá conformar una fuerte bancada, y los votos se distribuirán más cerca de lo acontecido en la primera vuelta con identificación partidaria.

Categorías: Política, Internacional.