MercoPress, in English

Lunes, 4 de julio de 2022 - 02:23 UTC

 

 

Cosecha argentina recortada en 5.2 millones de toneladas por inclemencia climáticas

Viernes, 20 de enero de 2017 - 20:43 UTC
 La pérdida productiva implica que la economía Argentina deberá resignar US$ 1.050 millones”, con 600.000 hectáreas sin sembrar y un millón sin cosechar La pérdida productiva implica que la economía Argentina deberá resignar US$ 1.050 millones”, con 600.000 hectáreas sin sembrar y un millón sin cosechar

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) estimó que en la presente campaña de granos se perderían US$ 1.050 millones, producto de un recorte en la producción de 5,2 millones de toneladas provocado por las inclemencias climáticas que se registraron durante el último mes en varias provincias cerealeras argentinas.

 Como consecuencia de las anomalías climáticas reportadas, la estimación de producción de total de granos de Argentina para la campaña 2016/17 requiere ser recortada en 5,2 millones de toneladas, pasando desde los 124,9 millones de toneladas que preveíamos en diciembre de 2016 a 119,7 millones de toneladas en la actualidad. Esa pérdida productiva implica además que la economía argentina hasta el momento deberá resignar un total de US$ 1.050 millones“, con 600.000 hectáreas sin sembrar y un millón sin cosechar, sostuvo la entidad rosarina.

La Bolsa estipuló que la producción que se vuelque al mercado será a ”un mayor precio (las mayores cotizaciones compensan parcialmente los menores volúmenes), por lo que la caída del valor que aporte la producción primaria de granos argentina al producto interno en la campaña 2016/17 caería en “apenas” US$ 200 millones“.

De esta forma, los ingresos por la venta de granos de Argentina en la actual campaña se ubicarán en torno a US$ 26.600 millones.

La Bolsa de Rosario consideró que uno de los cultivos que más pérdidas sufrió producto de inundaciones y sequías, en el caso del sudoeste bonaerense, fue la soja.

Según la entidad, de la intención inicial de siembra de 19,65 millones de hectáreas, 350.000 hectáreas ”directamente no lograrán completarse“, pero de las 19,3 millones de hectáreas que fueron sembradas ”660.000 se perdieron por los cinco eventos extremos de lluvias”.

Por su parte, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) realizó un recorte de 100.000 hectáreas en el área estimada de siembra de soja, por lo que se ubicó en las 19,2 millones de hectáreas, aunque consideró 770.000 hectáreas implantadas se encuentran afectadas por excesos hídricos y que su evolución depende de la marcha del clima durante las próximas semanas.

De concretarse este número, el parea sembrada de la campaña actual caería un 4,5% con respecto a la anterior con un 99,1% de la superficie ya implantada.

Categorías: Agricultura, Economía, Argentina.