MercoPress, in English

Domingo, 7 de agosto de 2022 - 22:26 UTC

 

 

Proponen meta de crecimiento más flexible para China; temor a burbujas de activos

Miércoles, 4 de enero de 2017 - 17:39 UTC
Huang Yiping, asesor del Banco Popular de China propuso un rango de 6% a 7% para este año, en comparación con el objetivo de 6,5% a 7% en 2016 Huang Yiping, asesor del Banco Popular de China propuso un rango de 6% a 7% para este año, en comparación con el objetivo de 6,5% a 7% en 2016
Xi Jinping quiere promediar la expansión en al menos 6,5% durante los cinco años hasta finales de 2020 con el fin de cumplir la promesa del Partido Comunista Xi Jinping quiere promediar la expansión en al menos 6,5% durante los cinco años hasta finales de 2020 con el fin de cumplir la promesa del Partido Comunista

China debería fijar una meta de crecimiento económico más flexible para 2017 que dé a los funcionarios de la política un margen mayor para llevar a cabo reformas, según estimó Huang Yiping, asesor del Banco Popular de China.

 Propuso un rango de 6% a 7% para este año, en comparación con el objetivo de 6,5% a 7% en 2016, informó la agencia oficial de noticias Xinhua.

La meta del año pasado, el primer rango en dos décadas, fue inferior al 7% correspondiente a 2015.

Mientras que los líderes del país también tienen un objetivo a más largo plazo. El Presidente, Xi Jinping, dijo que quiere ver promediar la expansión en al menos 6,5% durante los cinco años hasta finales de 2020 con el fin de cumplir la promesa del Partido Comunista de construir una “sociedad moderadamente próspera” para ese año con niveles de producto interno bruto y de ingresos que dupliquen los de 2010.

“La meta de 6,5% es sólo una tasa promedio”, dijo Huang, profesor de economía de la Universidad de Beijing a Xinhua en una entrevista

“En tanto el empleo se mantenga estable, un rango meta de crecimiento levemente mayor a corto plazo reducirá la necesidad de iniciativas a favor del crecimiento y dará a los funcionarios a cargo de la política más margen para concentrarse en las reformas”, indicó.

Huang afirmó que el gran número de “empresas zombis” sigue siendo económicamente inviable pero que todavía consiguen sobrevivir gracias a la ayuda gubernamental y bancaria, lo cual disminuye la eficiencia general de la asignación de recursos en la economía.

Además de frenar el crecimiento y la deuda en alza, los altos funcionarios también tratan de manejar el reequilibrio suave de los viejos motores del crecimiento, como la industria y la construcción, en tanto los nuevos, como el consumo, tienen dificultades para alcanzarlos.

Mientras tanto, los funcionarios a cargo de la política se están concentrando más en salvaguardar el sistema financiero, para evitar burbujas de activos. Esto será una prioridad en 2017, además de profundizar la reforma estructural del lado de la oferta, señaló recientemente a altos funcionarios del partido luego de su encuentro anual de la Conferencia Central de Trabajo Económico para decidir los objetivos de política.