MercoPress, in English

Domingo, 29 de mayo de 2022 - 01:57 UTC

 

 

Economía de Gran Bretaña crece por encima de los pronósticos, pese a Brexit

Lunes, 26 de diciembre de 2016 - 15:47 UTC
Al presentar su presupuesto preliminar, el ministro de Economía, Philip Hammond, revisó al alza, del 2% al 2,1%, la previsión de crecimiento para 2016 Al presentar su presupuesto preliminar, el ministro de Economía, Philip Hammond, revisó al alza, del 2% al 2,1%, la previsión de crecimiento para 2016

El Producto Interno Bruto (PIB) británico aumentó un 0,6%, una décima más de lo previamente estimado, en el tercer trimestre del año, después del triunfo del Brexit en el referéndum del 23 de junio, según el dato definitivo difundido por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

 En su tercera y última revisión, la ONS dijo que el PIB nacional se expandió entre julio y septiembre ese 0,6%, frente al 0,5% que había calculado en sus dos primeras valoraciones, publicadas el 27 de octubre y el 25 de noviembre pasados.
La oficina de estadísticas precisó que la revisión al alza viene motivada por un mejor rendimiento del sector de los servicios financieros y empresariales.
El organismo señaló además que “se trata del decimoquinto trimestre consecutivo de crecimiento” en el Reino Unido, una tendencia que empezó en el primer trimestre de 2013.
El crecimiento de julio a septiembre es inferior al de los tres meses precedentes, que fue del 0,7 %, pero supera las expectativas de los analistas.
En términos interanuales, el PIB británico creció un 2,2% en los tres meses examinados, comparado con el mismo periodo de 2015 -una décima menos de lo estimado en noviembre-.
El PIB se vio impulsado en los tres meses posteriores al referéndum en el que los británicos votaron en un 52% frente a 48% a favor del Brexit (salida de la UE), por el rendimiento positivo del sector clave de los servicios, que contribuyen un 78% a la economía nacional (un 12% los servicios financieros).
Al presentar su presupuesto preliminar en noviembre, el ministro de Economía, Philip Hammond, revisó al alza, del 2% al 2,1%, la previsión de crecimiento para 2016, por la resistencia de la economía británica frente al impacto del voto del Brexit. Sin embargo, rebajó las previsiones para los años siguientes, cuando se espera que se noten más los efectos de la separación de la Unión Europea (UE).
Así, el Gobierno prevé que el PIB crezca un 1,4% en 2017, frente al 2,2% pronosticado el pasado marzo, un 1,7% en 2018, un 2,1% en 2019 y en 2020 y un 2% en 2021.