MercoPress, in English

Lunes, 4 de julio de 2022 - 03:29 UTC

 

 

Trump dice que el nuevo Air Force One es muy caro, quiere cancelar contrato con Boeing

Miércoles, 7 de diciembre de 2016 - 18:25 UTC
Donald Trump advierte que los números de la Boeing para construir nuevos Air Force One son “ridículos” de tan elevados Donald Trump advierte que los números de la Boeing para construir nuevos Air Force One son “ridículos” de tan elevados

El presidente electo estadounidense, Donald Trump, dijo el martes a través de su cuenta de Twitter que los nuevos aviones presidenciales que actualmente está construyendo la Boeing para reemplazar a los viejos 747 son demasiado caros y que la orden de comprarlos debería ser cancelada. Trump calificó los costos como “ridículos”.

 El gobierno actual ha contratado con Boeing la construcción de dos o más aviones nuevos, que entrarían en servicio alrededor de 2024, lo que significa que Trump no los volaría a menos que fuera reelecto, no obstante la presión de la Fuerza Aérea para un calendario más acelerdo sobre la base de que los aviones actuales se están volviendo demasiado caros para reparar y mantenerse en condiciones de operabilidad.

El contrato ronda los $ 3 millardos, pero las estimaciones iniciales estarían siendo superadas. Trump twitteó el martes que “Boeing está construyendo un nuevo 747 Air Force One para futuros presidentes, pero los costos están fuera de control, más de $ 4 millardos”.

La conversión de un par de aviones jumbo 747-8 a centros de comando de lujo de última generación para 2024 se estimó en 3 millardos de dólares cuando Boeing fue elegida para la tarea en enero de 2015, pero desde entonces los costos han aumentado aparentemente. “Creo que Boeing está haciendo un poco de número, queremos que Boeing gane mucho dinero, pero no tanto”, dijo el candidato republicano que asumirá el 20 de enero próximo.

Trump ha criticado con frecuencia a las empresas, especialmente aquellas que planean trasladar puestos de trabajo al extranjero, como Ford y Carrier. Su último ataque por Twitter ocurrió una hora después de que el Chicago Tribune publicara un artículo que incluía comentarios del CEO de Boeing expresando su preocupación por la tendencia proteccionista del presidente electo.

El jefe de Boeing, Dennis Muilenburg, dijo en un discurso la semana pasada que el comercio es esencial para la economía estadounidense y que es un “gran y creciente porcentaje de nuestro negocio”, incluyendo órdenes de aviones de China, que representan una cuarta parte de las entregas de la firma. Pero “cualquiera que preste atención a las recientes campañas y los resultados electorales se da cuenta de que uno de los temas generales era la aprensión sobre el comercio libre”, dijo el ejecutivo en el Chicago Tribune.

Trump ha criticado a China por sus políticas comerciales y amenazó con imponer aranceles punitivos a las importaciones del país a menos que los bienes estadounidenses tengan un mejor acceso al enorme mercado chino. No está claro si Trump, que según una fuente vendió sus acciones de Boeing en junio, era consciente de los comentarios de Muilenburg antes de su estallido, pero varios medios de comunicación estadounidenses estaban planteando la posibilidad de una conexión.

“No sabemos si Trump estaba respondiendo a la historia de Tribune”, escribió el Washington Post. “Sabemos que la última vez que twitteó una opinión así como de la nada sobre la quema de la bandera, fue inmediatamente después de un segmento de Fox News mostrando a los estudiantes quemando banderas”.

Los legendarios jets Air Force One de color azul claro y blanco y una bandera estadounidense en la cola son un símbolo del poderío estadounidense, equipados con numerosas medidas de seguridad y defensivas, la mayoría de las cuales son de alto secreto. Los actuales Boeing 747-200s, ordenados por primera vez por Ronald Reagan y puestos en servicio en 1990, están acumulando años de servicio y a principios de 2016 la Fuerza Aérea planteó la compra de nuevas máquinas. Las proyecciones de los costos iniciales aparentemente se han disparado, lo que provocó el estallido de Trump.

En un comunicado, Boeing sostuvo que “actualmente estamos bajo contrato por 170 millones de dólares para ayudar a determinar las capacidades de estos complejos aviones militares que cumplen los requisitos únicos del Presidente de los Estados Unidos”, dijo. “Esperamos trabajar con la Fuerza Aérea de Estados Unidos en las fases posteriores del programa, lo que nos permitirá entregar los mejores aviones para el presidente al mejor valor para el contribuyente estadounidense”, agregó la nota.

En 2009, el presidente Barack Obama detuvo un proyecto para reemplazar los helicópteros Marine One que transportaban al presidente. Los costos se habían disparado a casi $ 11.5 millardos después de que los 28 helicópteros fueran encargados en 2005.

Categorías: Política, Estados Unidos.