MercoPress, in English

Miércoles, 5 de octubre de 2022 - 19:16 UTC

 

 

Temer apela a la Primera Dama, Marcela, para levantar imagen de su gobierno

Jueves, 6 de octubre de 2016 - 14:05 UTC
Marcela de 33 años y madre de “Michelzinho”, ofreció su primer discurso en el Palacio del Planalto como “embajadora” del programa “Niños felices” Marcela de 33 años y madre de “Michelzinho”, ofreció su primer discurso en el Palacio del Planalto como “embajadora” del programa “Niños felices”
“Los cuidados en la primera infancia ayudan a inhibir actitudes violentas en la adolescencia. Este compromiso con el presente es para que el futuro sea más feliz” “Los cuidados en la primera infancia ayudan a inhibir actitudes violentas en la adolescencia. Este compromiso con el presente es para que el futuro sea más feliz”

En un esfuerzo por mejorar la imagen de su gobierno el presidente de Brasil Michel Temer ha puesto en juego una movida inesperada, lanzó al ruedo a la Primera Dama, Marcela Tedeschi al frente de un plan social destinado a la primera infancia. Según las últimas encuestas el gobierno de Temer cosecha una desconfianza del 68% de la población.

 La nueva estrategia para mejorar la imagen del gobierno se ha puesto en marcha con la designación de Marcela Temer, una joven 43 años menor que su marido y nacida en el interior de San Pablo, en Paulinia, que estudió Derecho y circula por las ciudades brasileñas con seis custodios. Marcela de 33 años y madre de “Michelzinho”, el hijo de ambos, ofreció su primer discurso en el Palacio del Planalto como “embajadora” del programa “Niños felices” que apunta a la asistencia social en la primera infancia.

“Los cuidados en la primera infancia ayudan a inhibir actitudes violentas en la adolescencia. Este compromiso con el presente es para que el futuro sea más feliz”, dijo en su discurso “Marcela”, como la llamó varias Temer junto con sus ministros.

La aparición en escena de Temer había sido demorada debido a que el presidente prefirió esperar dejar pasar la campaña electoral para las municipales del domingo. En ámbitos gubernamentales se considera que la presencia de Marcela intentará hacer más amistosa la imagen de un gobierno que apenas tiene una mujer ministra, la abogada general de la administración.

La ofensiva en pro de una mejor imagen incluyó el pago de una página de publicidad del gobierno en los principales diarios del país para dar un paso más en el tono político utilizado luego de haber sido acusado de “golpista” por Dilma Rousseff y la izquierda en general, en las manifestaciones bajo el lema “Fuera Temer”.

La campaña acusa abiertamente a la herencia recibida de Dilma Rousseff, de la cual fue vicepresidente, para explicar su plan de gobierno de Temer, dice la propaganda, es “sacar a Brasil del rojo” con doble sentido, por las cuentas públicas con un déficit de su gestión de unos 54.000 millones de dólares y por el color del Partido de los Trabajadores.

“Vamos a sacar a Brasil del rojo para volver a crecer”, es el título de la campaña que apareció en los diarios y se expandirá en la radio y la televisión.

Sin citar a Rousseff, la publicidad indica que “el gobierno federal encontró una situación muy grave en las cuentas públicas” y pone en la lista 14 puntos negativos de la gestión de la ex mandataria, que terminó el 12 de mayo cuando fue suspendida del cargo y luego destituida el 31 de agosto por el Congreso en juicio político.

“Cuando un gobierno gasta más de lo que recauda el que paga la cuenta es usted”, dice el texto, que cuestiona proyectos de infraestructura sin terminar, cita pérdidas en las estatales Petrobras y Eletrobras y cuestiona al banco de fomento Bndes por financiar obras en otros países.

 

Categorías: Política, Brasil.