MercoPress, in English

Lunes, 8 de agosto de 2022 - 03:44 UTC

 

 

Temer, Serra y Padilha acusados de recibir fuertes sumas de Odebrecht para campañas políticas

Martes, 9 de agosto de 2016 - 21:52 UTC
Según Folha y Veja, el ex presidente de Odebrecht se reunió con Temer en 2014 para concretar una “donación” a la campaña presidencial de 10 millones de reales. Según Folha y Veja, el ex presidente de Odebrecht se reunió con Temer en 2014 para concretar una “donación” a la campaña presidencial de 10 millones de reales.
También involucró al ministro de la Presidencia, Eliseu Padilha, y al canciller José Serra, quien habría recibido 34.5 millones de reales para su campaña presidencial También involucró al ministro de la Presidencia, Eliseu Padilha, y al canciller José Serra, quien habría recibido 34.5 millones de reales para su campaña presidencial

La poderosa constructora de Brail Odebrecht, en un acuerdo de delación con la Fiscalía ha revelado en distintas oportunidades importantes donaciones para campañas políticas del presidente interino Michel Temer del ministro de la presidencia Eliseu Padihla y del canciller Jose Serra.

 Según despachos periodísticos de Folha de Sao Paolo y la revista Veja, el ex presidente de la constructora Odebrecht aseveró que se reunió con Temer en 2014 para concretar una “donación” a la campaña presidencial de diez millones de reales. También involucró al ministro de la Presidencia, Eliseu Padilha. En la misma línea, reveló que José Serra, recibió 34.5 millones de reales (a valor actual), para su campaña presidencial el año 2010.

Por lo visto el empresario de la construcción Marcelo Odebrecht, uno de los acusados presos por el escándalo de corrupción en Petrobras, afirmó en una de sus declaraciones ante la Justicia que el presidente interino de Brasil, Michel Temer, y también el ministro de la Presidencia, Eliseu Padilha, fueron beneficiados por la red de corruptelas relacionada con la petrolera estatal.

En una declaración en la que negocia un acuerdo de delación premiada para reducir su condena, el ex presidente de la constructora Odebrecht aseveró que se reunió con Temer en 2014 para concretar una “donación” a la campaña presidencial de diez millones de reales (unos 3,1 millones de dólares), de acuerdo con el semanario Veja. El encuentro, según establecen las informaciones, se celebró en el Palacio do Jaburu, la residencia oficial del entonces vicepresidente Temer, que asumió el poder el pasado 12 de mayo en sustitución de la presidenta suspendida, Dilma Rousseff (quien deberá afrontar un juicio político en el Senado por supuestas maniobras fiscales en su gestión).

Odebrecht, junto a otros ejecutivos de constructoras, ex altos cargos de Petrobras y políticos vinculados al caso, responden ante la Justicia. El empresario movilizó una centena de abogados para asesorar su declaración y la de unos 50 ejecutivos de la compañía que negocian la delación premiada, apuntó Veja.

En la parte de la declaración a la que tuvo acceso la publicación, Odebrecht indicó que en la reunión celebrada en mayo de 2014 también estuvo Eliseu Padilha, actual ministro de Presidencia. En esa época, Temer era vicepresidente de la República y presidente del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB). El pago del “apoyo financiero”, como fue descrito por Odebrecht, fue realizado entre agosto y septiembre de 2014, antes de las elecciones presidenciales de octubre.

Del dinero entregado, cuatro millones de reales (unos 1,26 millones de dólares) fueron para Padilha y los seis millones de reales (unos 1,89 millones de dólares) restantes para Paulo Skaf, presidente de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP) y entonces candidato al Gobierno de Sao Paulo, citó Veja.

La Operación Lava Jato, como se conoce el caso Petrobras, señala que las constructoras sobrevaloraban contratos con la petrolera y el soborno era repartido entre ejecutivos de esas empresas, ex directores de la estatal y una cincuentena de políticos.

Temer, a través de un comunicado, confirmó el encuentro y dijo que se trató del “auxilio financiero” de la constructora a las campañas electorales “de acuerdo con la legislación en vigor”. Según el presidente interino, el aporte fue después declarado al Tribunal Superior Electoral (TSE), que deberá verificar si esa cantidad en cuestión está dentro de la que fue relacionada por el PMDB. Padilha, que no fue candidato en esas elecciones, y Skaf, que admitió una donación de 200 mil reales (unos 63.111 dólares) de la petroquímica Braskem –controlada por Odebrecht–, negaron haber recibido auxilios de la constructora.

Odebrecht era considerado uno de los hombres de negocio más poderosos de Brasil, pero un tribunal determinó que parte de su influencia procedía de fuentes ilícitas. El millonario y ex presidente de la constructora Odebrecht, la empresa de ingeniería y construcción más grande de América Latina, fue condenado a 19 años y cuatro meses de prisión por un escándalo de corrupción que involucra a la petrolera estatal brasileña Petrobras. El juez federal Sergio Moro lo declaró culpable por el pago de más de 30 millones de dólares en sobornos a funcionarios de Petrobras a cambio de obtener contratos e influencia.

Según la sentencia, Odebrecht fue hallado culpable de los delitos de corrupción pasiva, lavado de dinero y asociación para delinquir. El empresario está detenido desde junio de 2015 y en diciembre pasado renunció a los cargos que ostentaba dentro del grupo de compañías Odebrecht, fundado por su abuelo Norberto Odebrecht. El consorcio realiza grandes obras de infraestructura a lo largo del continente americano y en África. Antes del escándalo contaba con 181 mil empleados distribuidos en 21 países.

Se estima que el escándalo de corrupción le costó a Petrobras unos 16 mil millones de dólares, incluyendo unos dos mil que fueron a parar directamente a manos de ejecutivos y empresas corruptas. Las inversiones de Petrobras representan 2% del PBI de Brasil. Las dificultades por las que atraviesa la compañía afectaron a la economía del país, que lucha para recuperarse de la caída de los precios de las materias primas.

En relación al pago a Serra, los abogados de Odebrecht afirmaron que entregarán los comprobantes de pagos de los dineros a favor de su campaña, de modo que la sindicación sea válida. En las comunicaciones relacionadas a Serra, se utilizó los apodos de Vincinho y Gareca, afirmaron.

En su descargo, José Serra afirmó que su campaña el 2010 fue desarrollada conforma a la ley y que las cuentas de su partido político las llevaron los responsables, descargando en ellos cualquier presunta irregularidad.

Categorías: Política, Brasil.