MercoPress, in English

Miércoles, 6 de julio de 2022 - 15:40 UTC

 

 

Fiscalía de Brasil insiste en que Lula da Silva “participó activamente” de corrupción en Petrobras

Martes, 9 de agosto de 2016 - 14:41 UTC
”Hay elementos de prueba que Lula recibió, directa e indirectamente, ventajas (financieras) indebidas de la estructura delictiva en Petrobras”, dice el documento ”Hay elementos de prueba que Lula recibió, directa e indirectamente, ventajas (financieras) indebidas de la estructura delictiva en Petrobras”, dice el documento

Un documento elaborado por la Fiscalía y divulgado el portal del diario O Estado de Sao Paulo afirma que el ex presidente brasileño Lula da Silva “participó activamente” de la extendida corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

 “Hay elementos de prueba de que Lula participó activamente del esquema criminal” que operó en Petrobras ”y también de que recibió, directa e indirectamente, ventajas (financieras) indebidas de esa estructura delictiva“, dice el documento, firmado por cuatro de los fiscales dedicados a investigar esa trama.

”Considerando que una de las formas de pago de coimas dentro de la trama montada en Petrobras eran las donaciones electorales, se debe destacar que, desde 2005, Lula admitió haber sabido sobre esas prácticas de financiación ilegal de las campañas políticas“, añade el documento obtenido por O Estado de Sao Paulo.

También sostiene que ”Lula sabía que las empresas hacían donaciones electorales 'por fuera' y que había un ávido reparto de los cargos públicos“ a fin de facilitar esas irregularidades.

De esa manera, los fiscales afirman que ”no es creíble“ que Lula ”desconociera la motivación de los pagos 'en negro' para campañas“, que fue, según los investigadores, uno de los objetivos principales de la red de corrupción detectada en Petrobras, que salpica a medio centenar de dirigentes de casi todo el espectro político.

El documento reafirma que ”esa estructura criminal“ en Petrobras ”perduró por lo menos una década”, que sitúa entre 2004 y 2014, lo cual coincide con los dos mandatos de Lula (2003-2011) y el primero de Dilma Rousseff, su sucesora y suspendida de sus funciones desde mayo pasado para responder a un juicio de destitución.

Asimismo, incluye entre los beneficiados de esas corruptelas a otros dirigentes del Partido de los Trabajadores (PT), fundado por Lula, y a líderes de formaciones que integraron la coalición que le acompañó en el Gobierno, heredada luego por Rousseff.

El documento también hace referencia a las empresas privadas que participaban en la red de corrupción, que obtenían con Petrobras contratos amañados, cuyos precios eran inflados a fin de repartir luego las diferencias.

“Ejecutivos de las mayores constructoras del país, que se reunían y viajaban con Lula, participaban de la trama criminal, incurrían en fraudes en las licitaciones de Petrobras y pagaban coimas”, afirma.

En ese marco, agrega que, “considerando que todas esas figuras, directamente implicadas en esa estratagema criminal, orbitaban en torno a Lula y al PT, no es creíble que desconociera la existencia de esos ilícitos”.

Lula, quien ha sido acusado de “saber” de esas corruptelas por algunos de los implicados, como el ex senador del PT Delcidio Amaral, niega a rajatabla que hubiera tenido conocimiento y ha afirmado que es víctima de una “persecución política y judicial”.

El ex presidente le ha dado carácter internacional a su defensa y hace diez días denunció esa supuesta persecución ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra.

En un proceso paralelo al abierto por la Justicia en torno a la empresa Petrobras, Lula responde ya formalmente por el cargo de intentar obstruir la acción de la Justicia, por un supuesto intento de soborno a uno de los implicados en la corrupción petrolera.

Categorías: Política, Brasil.