MercoPress, in English

Lunes, 26 de setiembre de 2022 - 22:42 UTC

 

 

Falklands: Maratonistas argentinos varados agradecen la hospitalidad de los Isleños

Domingo, 3 de abril de 2016 - 08:15 UTC

Los maratonistas argentinos que quedaron varados en las Islas Falklands pues el vuelo semanal de Lan Chile que une el archipiélago con Punta Arenas faltó a la cita, en una carta agradecieron abiertamente a los Isleños por la hospitalidad brindada durante esos varios días que debieron extender obligadamente, con escasos fondos, su estadía.

 El grupo de corredores y acompañantes, unos veinticinco, llegaron a las Islas el 19 de marzo con el propósito de participar el domingo siguiente en el maratón más austral del mundo que se corre en las Falklands “Standard Chartered Bank Stanley Marathon”, la cual dicho sea de paso fue ganada por un argentino, Eduardo Lencina, estableciendo además un nuevo récord de tiempo.

Tras la competencia la semana transcurrió con visitas y recorridos varios, prontos para el sábado siguiente, 26 de marzo, embarcarse de retorno, pero el avión de Lan Chile no apareció, supuestamente por razones climáticas, aunque el tema no se ha aclarado enteramente. El hecho es que la delegación argentina quedó varada y corta de recursos.

La directora de Relaciones Públicas del gobierno de las Falklands, Krysteen Ormond fue informada de la situación por los dueños de los hoteles donde se hospedaban los argentinos, y rápidamente se organizó un plan B. Si bien los hoteleros no querían echarlos tampoco podían alojarlos gratis ya que en general se trata más de hostales familiares con algunas habitaciones para rentar.

El plan consistió en proporcionarles colchones y sacos de dormir en el edificio del Ayuntamiento. Se les brindó té y café y recibieron la visita de voluntarios de la Cruz Roja en tanto el Apostolado del Mar se encargó de tres comidas calientes, duchas, internet y otras amenidades como televisión y juegos. El Apostolado del Mar es una organización católica que atiende a marinos en los puertos del mundo.

El jueves pasado el encargado del Apostolado y Sra. Maurice y Debbie Lake y los voluntarios hicieron público su agradecimiento a todos aquellos que habían visitado el centro con donaciones de comida y otros elementos útiles.

“Nos sentimos realmente desbordados por la generosidad desplegada y la velocidad de respuesta con que la gente reaccionó a nuestros pedidos”, dijo Maurice Lake.

“Sincero agradecimiento de los corredores argentinos”

Pero lo más importante fue la carta publicada en la edición del viernes del Penguin News, bajo el título “Sincero agradecimiento de los corredores argentinos”, y firmada por Eduardo Carbonetti y Gisela Picech Rotary Club General Bustos, en que se identifican como un par de corredores argentinos que participaron del maratón del Standard Chartered bank el domingo pasado, junto a otro contingente de argentinos, Isleños y de otros países de todo el mundo.

”Ante todo queremos agradecer a los organizadores y especialmente a toda la gente de Stanley por el excelente y amistoso trato durante la competencia y toda nuestra estadía y visitas en las Falklands.

Cuando comenzamos nuestro viaje desde la ciudad de Córdoba en Argentina central, teníamos en mente tres objetivos:

1) Completar la maratón en un máximo de seis horas
2) Conocer esta tierra que tiene tanto sentimiento para nuestro país
3) Crear vínculos de amistad con la gente que aquí vive, tanto por derecho como con esfuerzo

Nunca antes habíamos corrido la distancia de una maratón y con mucha alegría podemos decir que alcanzamos nuestro primer objetivo.
Nuestro segundo objetivo cumplimos en parte. Visitamos campos de batalla, museos, recorrimos la ciudad, visitamos y dejamos ofrendas en ambos cementerios de guerra (San Carlos y Darwin), recorrimos playas y colonias de pingüinos.

Decimos parcialmente porque hay tantos otros lugares para visitar que quedaron para otro viaje, si así lo permite Dios.

Nuestro tercer objetivo tuvo un buen comienzo. Los argentinos tienen mucho que aprender del pueblo de las Islas Falklands, de su historia, cultura, vida comunitaria, estilo de vida y la forma en que nos ven y la relación entre nuestros países.

Gracias a muchas conversaciones con gente local, pudimos entender cómo y qué han sido las cosas que han arruinado en el pasado o en la actualidad, la relación con Argentina.

También podemos decir que hay muchos prejuicios de ambos lados del mar, lejos de la realidad, y son apenas instrumentos para los maliciosos.

Pudimos comprender (y no solo por este viaje) los efectos negativos que ocasionan acciones irracionales de nuestro país hacia las Islas y su gente.

Hemos aprendido mucho de los Falklanders, el enorme esfuerzo que han hecho durante seis, ocho generaciones, su tenacidad y perseverancia, su paciencia, la constante contracción por progresar, su orden admirable, las hermosas residencias con sus jardines e invernáculos.

También queremos decirles que en Argentina hay tiempos nuevos. Somos la abrumadora mayoría que queremos comenzar una nueva era en las relaciones con el Reino Unido, y por supuesto, una nueva era de relaciones con respeto, diálogo y cooperación con los Falkland Islanders.

Estamos convencidos que las posiciones absolutistas e irreconciliable diferencias defendidas por esos que nos han llevado hasta este punto, de ambos lados, nunca serán soluciones justas of definitivas.

Creemos en la historia, el único camino positivo y definitivo para dar vuelta una página dolorosa, por cierto no la indiferencia y mucho menos las sospechas y las amenazas.

En ocasiones los Estados, por distintas razones, no pueden aportar una solución.

La mejor y en ocasiones la única senda es mediante gente bien intencionada que trabajan desde ambos lados para lograr acercar a nuestros pueblos.

Dios bendiga y quiera que de la misma forma que los argentinos esán aprendiendo mucho sobre los Falkland Islanders, Uds. también comprendan que la vasta mayoría de argentinos también Desea el Bien. (*)

Una vez más nuestro agradecimiento por vuestra hospitalidad. Esperamos poder retornar para poder participar el a;o que viene en este hermoso evento. Y por supuesto estamos a vuestra disposición. (Penguin News)

Eduardo Carbonetti y Gisela Picech, Rotary Club General Bustos

(*) Desea el Bien es la consigna del escudo de las Falklands, “Desire the Right”