MercoPress, in English

Martes, 27 de setiembre de 2022 - 01:08 UTC

 

 

Falklands: Petrolera contrata empresa de ingeniería para desarrollo del yacimiento Sea Lion

Jueves, 14 de enero de 2016 - 10:31 UTC
Bajo el contrato de 18 meses, SBM Offshore se encargará de los trabajos para un depósito flotante de producción y descarga, FPSO, durante la fase preparatoria. Bajo el contrato de 18 meses, SBM Offshore se encargará de los trabajos para un depósito flotante de producción y descarga, FPSO, durante la fase preparatoria.
El FPSO, especialmente convertido para la tarea tendrá una capacidad de unos 85.000 barriles por día y operará en aguas a una profundidad de 450 metros. El FPSO, especialmente convertido para la tarea tendrá una capacidad de unos 85.000 barriles por día y operará en aguas a una profundidad de 450 metros.

La petrolera operando en las Islas Falklands Premier Oil ha seleccionado a SBM Offshore para los trabajos de ingeniería y diseños, FEED, de la primera fase de desarrollo del yacimiento Sea Lion en aguas al norte de las Falklands.

 Bajo el contrato de 18 meses, SBM Offshore se encargará de los trabajos para un depósito flotante de producción y descarga, FPSO, durante la fase preparatoria. El FPSO, especialmente convertido para la tarea tendrá una capacidad de unos 85.000 barriles por día y operará en aguas a una profundidad de 450 metros.

Premier Oil opera la propuesta fase 1 del proyecto de desarrollo del yacimiento de Sea Lion conjuntamente con Rockhopper Exploration en un régimen de joint-venture.

El yacimiento se encuentra a unos 220 kilómetros al norte de las Falklands. El desarrollo de fase 1 está supeditada a una decisión final sobre la inversión que está prevista para cuando se finalice con el FEED en la segunda mitad de 2017.

Premier Oil espera desarrollar Sea Lion y las reservas de la cuenca norte de Falkland utilizando FEED en las diferentes fases. La petrolera adquirió el 60% de la licencia donde se encuentra Sea Lion de Rockhopper en julio de 2012. Según los términos del acuerdo finalizado en octubre de ese año, Premier Oil asumió la responsabilidad operativa del desarrollo del yacimiento un mes más tarde.

Premier pagó 231 millones de dólares, además de sumas adicionales por exploración y desarrollo próximas a los 48 y 722 millones respectivamente.