MercoPress, in English

Lunes, 8 de agosto de 2022 - 10:40 UTC

 

 

Si Cataluña se independiza, el Barcelona no podría disputar la Liga española

Martes, 22 de setiembre de 2015 - 14:31 UTC
“La Ley del Deporte es muy clara: los únicos competidores no españoles que pueden jugar el campeonato español son los clubes andorranos”, previno Tebas “La Ley del Deporte es muy clara: los únicos competidores no españoles que pueden jugar el campeonato español son los clubes andorranos”, previno Tebas

El mejor conjunto de fútbol del mundo, el blaugrana Barcelona no podría disputar la Liga española de fútbol en el supuesto caso de que Cataluña se independizase, advirtió este lunes Javier Tebas, presidente de la LFP.

 Preguntado en la noche del domingo en la televisión pública española TVE, Tebas explicó que la legislación vigente en España no permitiría por el momento a los clubes de Estados extranjeros participar en la Liga española, excepto a los equipos del principado de Andorra.

“La Ley del Deporte es muy clara: los únicos competidores no españoles que pueden jugar el campeonato español son los clubes andorranos”, previno Tebas, reafirmando una posición ya expresada en los últimos meses.

”Si no hay negociación bilateral, es imposible que (los clubes catalanes) puedan jugar en Liga (...) Sería una Liga sin equipos catalanes, no solamente en fútbol, en Liga ACB (básquet), en Liga Asobal (Handball).

Los equipos catalanes no podrían disputar ninguna competición en España, “al menos que continúen en España”, añadió el dirigente.

Además del FC Barcelona, club polideportivo que disputa ligas en fútbol, futsal, básquet o balonmano, hay otros equipos como el Espanyol (1ª división) o el Girona, el Llagostera o el Nastic de Tarragona en segunda división.

Cataluña celebra el domingo próximo unas elecciones regionales cruciales. Los independentistas, que según los sondeos conseguirían una amplia victoria rozando el 50% de los votos, quieren utilizarlas como un plebiscito para lanzar un plan de separación de España en 18 meses.

Al margen de las competiciones españolas, Barça y Espanyol participan en la Copa Catalunya, considerada como la heredera del campeonato de Cataluña, disputado hasta finales de los años 30. En octubre de 2014, los dos clubes de la ciudad condal se enfrentaron en la primera edición de la Supercopa de Cataluña.