MercoPress, in English

Jueves, 20 de enero de 2022 - 02:50 UTC

 

 

El veterano juez Fayt, objeto de la ira de Cristina Fernández, renunció, pero a partir del 11 de diciembre

Jueves, 17 de setiembre de 2015 - 14:41 UTC
El comunicado indica que “en el acuerdo del día de la fecha, el Dr. Carlos Fayt ha presentado su renuncia al cargo de juez de la Corte Suprema de Justicia” El comunicado indica que “en el acuerdo del día de la fecha, el Dr. Carlos Fayt ha presentado su renuncia al cargo de juez de la Corte Suprema de Justicia”
“Dicha renuncia tendrá efectos a partir del día 11 de diciembre de 2015 y ha sido comunicada a la señora presidenta Cristina Fernández de Kirchner” “Dicha renuncia tendrá efectos a partir del día 11 de diciembre de 2015 y ha sido comunicada a la señora presidenta Cristina Fernández de Kirchner”

El juez de la Corte Suprema de Justicia de Argentina Carlos Fayt presentó su renuncia como integrante de ese cuerpo, a partir del 11 de diciembre del presente año. Es decir un día después que la presidenta Cristina Fernández, quien pretendiera por distintos medios hacerlo renunciar, entregue el mando a quien resulte electo en octubre y noviembre, si hay segunda vuelta.

 La noticia fue comunicada por el Centro de Información Judicial a través de un comunicado en el que se indica que “en el acuerdo del día de la fecha, 15 de septiembre de 2015, el doctor Carlos Santiago Fayt ha presentado su renuncia al cargo de juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”.

“Dicha renuncia tendrá efectos a partir del día 11 de diciembre de 2015 y ha sido comunicada en el día de la fecha a la señora presidenta de la Nación argentina Cristina Fernández de Kirchner”, señala el comunicado, que agrega que “el doctor Fayt continuará trabajando normalmente hasta la fecha en que se haga efectiva la renuncia”.

La información concluye diciendo que “los jueces de la Corte, doctores Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda recibieron la decisión y, en un emotivo acto, reconocieron al doctor Fayt por su trayectoria y asimismo decidieron hacer un acto en su homenaje en fecha cercana al mes de diciembre”.

Sobre el citado magistrado se había desatado este año un fuerte embate de parte del oficialismo legislativo kirchnerista, que en mayo pasado inició un proceso investigativo de la aptitud psicofísica del juez, en una reunión de la Comisión de Juicio Político donde la oposición denunció una violación al reglamento y un intento de “asalto” a la Justicia.

En ese marco, el kirchnerismo impuso su mayoría numérica para avalar, tras un debate que se tensó por momentos, un informe donde solicita numerosas medidas de prueba para evaluar el estado de salud del ministro de la Corte Suprema, de 97 años.

En el texto, aprobado por 17 votos contra 9, el bloque kirchnerista pretendía verificar si las “capacidades” de Fayt “están afectadas” y si eso puede derivar en un “mal desempeño” en el ejercicio de sus funciones, en una situación “sin antecedentes en el país y en el mundo”.

El oficialismo se basó en una nota presentada por el jefe de Gabinete Aníbal Fernández cuando fue senador, aunque la oposición sostuvo que la verdadera intención del bloque mayoritario era impulsar el juicio político contra el juez supremo.

El embate siguió con la presidenta de la comisión, la kirchnerista-camporista Anabel Fernández Sagasti, quien advirtió al leer el informe que Fayt “supera en 22 años el límite etario fijado por la Constitución Nacional” en su artículo 99, con lo que justificó la pesquisa que comenzará en los próximos días, aún sin fecha establecida.

Entre las pruebas requeridas, el oficialismo pidió constancias documentales de la nota donde el periodista Horacio Verbitsky afirma que Fayt firmó desde su casa el acta que habilitó la reelección de Ricardo Lorenzetti al frente de la Corte Suprema. También se solicitó una fotocopia certificada de la acordada; el audio completo de la última entrevista a Fayt en Radio América y el video con el reportaje que concedió Verbitsky a Minuto Uno, además de convocar a periodistas de ambos medios.

La oposición argentina se escudó bajo dos grandes argumentos; en primer lugar, denunció que el “proceso investigativo” no está contemplado entre las atribuciones de la Comisión de Juicio Político, y consideró que la causal de la edad no es suficiente para intentar remover al magistrado.

Categorías: Política, Argentina.