MercoPress, in English

Domingo, 5 de febrero de 2023 - 11:50 UTC

 

 

Titular de Diputados en la mira de la Fiscalía de Brasil por caso Petrobras

Jueves, 20 de agosto de 2015 - 09:55 UTC
 La Fiscalía basa su denuncia contra Cunha en la acusación del empresario Júlio Camargo, quien aceptó la figura de delación premiada La Fiscalía basa su denuncia contra Cunha en la acusación del empresario Júlio Camargo, quien aceptó la figura de delación premiada
Cunha exigió 5 millones de dólares para facilitar un negocio con Petrobras, soborno que Camargo pagó en beneficio de Samsung Cunha exigió 5 millones de dólares para facilitar un negocio con Petrobras, soborno que Camargo pagó en beneficio de Samsung

La Fiscalía de Brasil presentará denuncia ante la Corte de Justicia contra el presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, por sospechas de que se benefició con los desvíos de fondos en Petrobras, informaron medios locales, mientras que la constructora Camargo Correa, una de las comprometidas en el caso, admitió su culpa y aceptó colaborar con las investigaciones.

 Según el portal del diario O Globo, Cunha será denunciado por el Ministerio Público por los delitos de corrupción y lavado de dinero. La Fiscalía basa su denuncia en una acusación realizada por el empresario Júlio Camargo, uno de los arrestados por sus nexos con los fraudes en la estatal que aceptó la figura de delación premiada, recurso que reduce la pena a cambio de información.

El empresario sostiene que Cunha le exigió cinco millones de dólares en sobornos para facilitarle un negocio con la petrolera. Cunha integra el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), principal aliado de la coalición del gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.

No obstante, pese a integrar la fuerza política a la que pertenece además el vicepresidente, Michel Temer, Cunha ha sido hostil con el gobierno desde que asumió la presidencia de Diputados, en febrero de este año, y rompió relaciones con el Ejecutivo en julio, después de que salió a la luz la acusación en su contra.

Según Camargo pagó los sobornos pedidos por Cunha para que la empresa Samsung firmara con la Dirección del Área Internacional de Petrobras, un contrato de arrendamiento de buques de perforación. Por el arrendamiento de los buques Sonda Petrobras 100000 y Vitoria 10000, la petrolera estatal, según O Globo, habría gastado 1.200 millones de dólares.

El pago de sobornos a Cunha y otros implicados superaría los 40 millones de dólares. En la época en que se firmó el primer contrato vinculado a los buques de perforación, la Dirección del Área Internacional de Petrobras estaba a cargo de Néstor Cerveró, quien fue condenado el lunes a 12 años y tres meses de prisión por el juez Sergio Moro, responsable por el caso Petrobras.

Camargo fue condenado a 14 años de cárcel, pero en virtud del acuerdo de delación premiada tendrá beneficios, como cumplir parte de la pena realizando trabajos comunitarios.

En tanto, el portal del diario O Estado de Sao Paulo sostiene que además de Cunha, serán denunciados esta semana otros políticos con fuero privilegiado, entre ellos el ex presidente y actual senador Fernando Collor de Mello, quien asumió en 1990 y dos años después fue despojado del cargo por corrupción.

Por otra parte, la constructora Camargo Correa, firmó un acuerdo con las autoridades por el que admitió su culpa en los desvíos de Petrobras, aceptó colaborar con las investigaciones y pagar una millonaria multa.

La homologación del acuerdo de confesión fue anunciada por el Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade), el organismo del Ministerio de Hacienda responsable por el combate a los monopolios y que investigaba a Camargo Correa por las irregularidades en el escándalo de corrupción de Petrobras.

El acuerdo con el órgano antimonopolio compromete tanto a la constructora como a su ex presidente, Dalton dos Santos Avancini, y su ex vicepresidente, Eduardo Hermelio Leite, que eran acusados de formar un cartel con otras empresas para repartirse las licitaciones de la petrolera estatal.

A cambio de la suspensión de la investigación administrativa en su contra y de otros beneficios, Camargo Correa se comprometió a pagar una multa de 104 millones de reales (unos 30 millones de dólares), la mayor ya acordada por el Cade en un acuerdo con empresas acusadas de cartel.

La constructora, en un comunicado, afirmó que también se comprometió a colaborar con las investigaciones, a presentar documentos que pueden incriminar a otras empresas, a ofrecer información sobre el funcionamiento del cartel y a suspender actividades irregulares.

La constructora fue la tercera empresa acusada de desviar recursos de Petrobras en llegar a un acuerdo con el Cade para confesar su responsabilidad a cambio de la reducción de las sanciones.

Categorías: Política, Brasil.