MercoPress, in English

Jueves, 25 de febrero de 2021 - 10:47 UTC

 

 

Aliado que puede rescatar a Rousseff del juicio político propone poner fin al Mercosur

Viernes, 14 de agosto de 2015 - 09:38 UTC
Acabar con Mercosur de forma que “Brasil pueda firmar acuerdos bilaterales sin depender del apoyo de los demás miembros del Mercosur”, dice Calheiros. Acabar con Mercosur de forma que “Brasil pueda firmar acuerdos bilaterales sin depender del apoyo de los demás miembros del Mercosur”, dice Calheiros.
La ministra Katia Abreu, y ex-presidenta de CNA declaró que Brasil debería firmar un acuerdo de comercio con la UE sin esperar el consenso de Mercosur. La ministra Katia Abreu, y ex-presidenta de CNA declaró que Brasil debería firmar un acuerdo de comercio con la UE sin esperar el consenso de Mercosur.
Los candidatos presidenciales de la oposición, José Serra y Aecio Neves, en su momento también insistieron en una revisión de los términos del Mercosur Los candidatos presidenciales de la oposición, José Serra y Aecio Neves, en su momento también insistieron en una revisión de los términos del Mercosur

El presidente del Senado de Brasil Renán Calheiros se reunió este jueves con el ministro de Hacienda, Joaquim Levy, para elaborar una agenda de medidas inmediatas ante la crisis que sufre el país, tras lo cual propuso poner fin a la “unión aduanera del Mercosur”, iniciativa que será presentada a la mandataria Dilma Rousseff.

 “Acabar con la unión aduanera del Mercosur a fin de posibilitar que Brasil pueda firmar acuerdos bilaterales sin depender del apoyo de los demás miembros del Mercosur”, dice la iniciativa de Calheiros.

El punto está incluido en la “Agenda Brasil” con 28 medidas, formulada por Calheiros hace dos días y modificada el miércoles por la noche luego de una conversación prolongada con Joaquim Levy y más de 30 senadores oficialistas y opositores.

El poderoso Calheiros, del Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), se aproximó esta semana a un gobierno jaqueado por la crisis política y económica que derribó la popularidad de Rousseff al 8%.

La negociación unilateral de acuerdos de libre comercio ha sido defendida en los últimos años por poderosas entidades empresariales como la Confederación Nacional de la Industria y la Confederación Nacional de la Agricultura.

La ex presidenta da la CNA, la actual ministra de Agricultura Katia Abreu, declaró que Brasil debería firmar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea sin esperar el consenso de los otros integrantes del Mercosur.

Abreu formuló esa propuesta en junio en Bruselas, Bélgica, cuando integró una comitiva liderada por la presidenta Dilma Rousseff, durante la cual hubo contactos respecto a dicho acuerdo con la UE.

Por su parte el poderoso lobby de los industriales brasileños CNI hace ya tiempo que viene proponiendo y pidiendo un rápido acuerdo comercial con la Unión Europea y otros espacios económicos dejando de lado la llamada 'paciencia estratégica' que la diplomacia de Brasil viene aplicando para con Argentina, la cual se opone a una mayor exposición y competencia globales.

De la misma manera desde filas del principal partido de oposición el PSDB, Social democracia de Brasil, con sus dos últimos candidatos presidenciales, tanto José Serra como Aecio Neves, se ha insistido en una revisión de los términos del Mercosur, tal cual está planteado ahora, y de ser necesario avanzar sin el lastre que le quita oportunidades comerciales a Brasil.

“Esta idea sobre el Mercosur va a traer polémicas, porque el Mercosur tiene ventajas y desventajas”, comentó la columnista sobre temas económicos Miriam Leitao, en una radio de la cadena Globo.

En su carácter de nuevo aliado del gobierno, el senador del PMDB Calheiros elaboró la agenda que fue “muy bienvenida” por Rousseff, quien el domingo enfrentará una movilización nacional que exigirá su renuncia.

El Palacio del Planalto comunicó que Rousseff recibirá próximamente al titular del senado Calheiros para evaluar los 28 puntos que contiene su agenda, entre los cuales se incluye subir la edad mínima de jubilación ante la incapacidad de financiación del sistema público y desmontar legislación laboral que quita competitividad a la industria.

En su condición de principal apoyo a Rousseff, el congresista redactó la lista de temas como un programa “para la Nación”, con el cual se espera salir del estancamiento y evitar perder el “grado de inversión” concedido por las agencias de riesgo.

Esta semana la agencia de calificaciones Moody's bajó la calificación de Brasil que, sin embargo, no perdió su grado de inversión y además le extendió una cuota de esperanza afirmando que se espera la economía de Brasil recupere su ritmo en los últimos dos años del mandato de Rousseff, o sea a partir de 2017.