MercoPress, in English

Miércoles, 7 de diciembre de 2022 - 04:26 UTC

 

 

Tiemblan mercados mundiales: por segundo día China devalúa el Yuan

Miércoles, 12 de agosto de 2015 - 11:22 UTC
El Yuan se depreció 1,3% en las primeras horas del miércoles, que se suma al 1.9% sorpresivamente anunciado el martes. El Yuan se depreció 1,3% en las primeras horas del miércoles, que se suma al 1.9% sorpresivamente anunciado el martes.
 El banco central chino anunció una renovación en el mecanismo de fijación del tipo de cambio del Yuan para tratar de acercarlo a su valor real del mercado El banco central chino anunció una renovación en el mecanismo de fijación del tipo de cambio del Yuan para tratar de acercarlo a su valor real del mercado

El Gobierno de China volvió a devaluar su moneda por segundo día consecutivo. El Yuan se depreció 1,3% en las primeras horas del miércoles. Esto se suma al 1,9% del martes y está noticia vuelve a causar preocupación en los mercados del mundo.

 Los movimientos del Yuan respecto del dólar mostraron la mayor revisión a la baja del valor de su moneda en dos décadas, y reformó el sistema cambiario para estimular su economía tras la caída del comercio exterior.

El Banco Popular de China anunció en Beijing una renovación en el mecanismo de fijación del tipo de cambio del Yuan para tratar de acercarlo a su valor real del mercado, que tuvo como efecto inmediato una caída de 1,9% de la divisa china en comparación con el dólar, una medida sorpresiva porque se trata de la mayor devaluación de la moneda en los últimos veinte años.

Esta etapa de la economía China apunta a favorecer las exportaciones y frenar la salida de capitales del país, aunque las mismas autoridades aclararon que de ahora en más el tipo de cambio quedará más expuesto a las oscilaciones y los mecanismos naturales del mercado, lo que podría, a su vez, abrir las puertas a una nueva devaluación de la moneda, según distintos analistas.

La decisión había sido reclamada repetidamente por Estados Unidos que, sin embargo, esta tarde adoptó una cautelosa posición a través de su Departamento del Tesoro que consideró que “aún es pronto para juzgar las implicaciones completas de la modificación en el tipo de cambio” aunque interpretó que “estos cambios son otro paso en su camino hacia un régimen cambiario más determinado por el mercado”.